ACUAPONÍA, ALTERNATIVA AL CULTIVO TRADICIONAL

La acuaponía es un sistema de cultivo que integra la cría de peces (acuicultura) y el cultivo de plantas sin suelo (hidroponía). Esto se logra gracias un método en el cual el agua se recircula entre los tanques acuícolas y las camas de cultivo.

Cultivo de lechugas verdes en columnas blancas con huecos de cultivo que ascienden.
Imagen: Cultivo acuapónico de lechugas en columnas.

Este cultivo funciona como un ciclo, pero requiere de la acción humana. Las personas alimentan a los peces, y estos expulsan los deshechos. Las bacterias metabolizan estos deshechos, convirtiéndolos en sustancias asilimilables por las plantas. El agua es bombeada hacia la parte superior, donde es absorbida por las plantas. Al absorber los nutrientes del agua, las raíces la purifican, volviendo a donde se encuentran los peces, y manteniéndola limpia.

En este sistema conviven diferentes organismos (plantas, peces y bacterias), presentando distintas necesidades ambientales óptimas. Es por esto que debemos mantener el cultivo dentro de un rango adecuado para estos organismos. Para lograrlo hay que tener en cuenta el pH, la temperatura del agua, la conductividad eléctrica y el oxígeno disuelto en el agua.

Motivos por los que optar por la acuaponía como método de cultivo

Este sistema de cultivo tiene un doble propósito. En primer lugar, el agua sirve como cría de peces, y en segundo lugar como cultivo de plantas, generando más alimentos con menos recursos. Este agua se recircula constantemente y no se deshecha, evitando la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas.

La nutrición vegetal en este caso depende casi al completo de la alimentación de los peces. Es por esto que es fundamental que dicho alimento sea de calidad. Esto permite que las plantas puedan obtener los nutrientes necesarios de los deshechos de los peces sin necesidad de elaborar soluciones nutritivas exactas.

Cultivo de lechugas en esponjas amarillas que se han tornado de un color verdoso. Se encuentran levemente sumergidas en el agua.
Imagen: Cultivo de lechugas en camas.

Otras de las ventajas es que no se necesita suelo para el correcto desarrollo de la acuaponía como una alternativa de cultivo. Bien se puede instalar un sistema de acuaponía a pequeña escala en el medio urbano, o un sistema doméstico en cualquier espacio de la casa.

Beneficios de la acuaponía

La acuaponía presenta una serie de beneficios frente a los cultivos tradicionales. De igual manera, también posee ciertas ventajas debido a su diseño.

  • Tiene un rendimiento superior al cultivo hidropónico.
  • No hay contaminación residual.
  • El consumo de agua es mínimo ya que solo debe reponerse la que se pierde por evapotranspiración, ahorrando un 90% frente a los sistemas convencionales.
  • No se necesitan soluciones nutritivas, todos los nutrientes se obtienen gracias a los deshechos de los peces.
  • Presenta gran resistencia ante plagas y enfermedades.
  • En un mismo espacio se producen verduras o frutas, así como peces.
  • Dichos peces son de una calidad óptima, superior a los que se crían en la acuicultura tradicional. Además, el volumen de producción es mayor.
  • Los residuos de los peces no necesitan ser tratados, ni ser expulsados al mar o cursos de agua dulce. Esto evita el exceso de materia orgánica en el medio.

Si te ha gustado este artículo sobre la acuaponía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.