ALESSANDRO MICHELE: EL FIN DE UNA ERA

Tras 7 años en la compañía, Alessandro Michele comunicó la semana pasada su marcha de Gucci. El que fuera director creativo de la marca, renunció al experimentar diferencias creativas con los dueños de la compañía.

Alessandro Michele vestido de rosa junto a Harry Styles, de negro, en la gala Met de 2019
Alessandro Michele, exdirector creativo de Gucci junto a Harry Styles en la Gala Met de 2019. Telva

Llegó a la compañía en 2002, cuando el legendario Tom Ford todavía se encontraba a la cabeza. Sin embargo, no sería hasta 2015, tras la salida de Frida Giannini como directora creativa, que el mundo llegaría a conocer su nombre. Cuando Michele tomó las riendas, la situación era cuanto menos pesimista, Giannini había rebajado la marca a un discreto segundo plano y el diseñador se vio obligado a crear una nueva colección desde cero a solo 5 días del desfile.

“Yo era un don nadie. Tras el primer desfile le dije a Marco que estaba loco. Y a mi novio que iban a despedirme al día siguiente”, comentaba el diseñador en una entrevista para System magazine.

Nadie hubiera dado nada por Michele en aquel momento, pero el demostraría a todos que se equivocaban. En apenas un año, las ventas de la marca se dispararon un 44,6% en comparación con el ejercicio anterior, lo que a su vez, supuso un crecimiento del 27,2% para Kering, el conglomerado francés al que pertenece Gucci. Para que entendamos la relevancia de este hecho, el conglomerado rival LVMH solo creció un 13,5% en el mismo período. En 2017, la firma rompería un récord al ingresar 6200 millones de euros, quitándole el puesto a Hermés, que durante años se mantuvo como la marca con más ganancias.

Un modelo lleva un abrigo de flores y un pañuelo en la cabeza.
Uno de los diseños de la colección Otoño/Invierno 2018 de Gucci. Gucci

El estilo de Michele, a veces denominado maximalista o geek chic, contrastaba con la estética minimalista de los 2010. El diseñador puso de moda elementos de la moda de los setenta y ochenta, hasta entonces vistos como horteras. Su imaginario abarcaba desde el mundo de la Cineccitá hasta la inteligencia artificial.

El romano supo acercar la marca a un público más joven. El uso de celebridades como Miley Cyrus, Lana del Rey, Harry Styles o Maneskin como imagen de marca y la apuesta por una moda más diversa, generaron una respuesta positiva por parte de las nuevas generaciones.

El inicio del fin:

Sin embargo, todo lo que sube, en algún momento acaba cayendo. Las ventas de los últimos años rondaban los 5000 millones de euros, muy por detrás de las ventas de Chanel, que superaron la barrera de los 10.000 millones. Gucci había dejado de ser la líder del mercado, y los dueños de Kering demandaban cambios.

Una modelo lleva un vestido transparente que deja a la vista sus pechos.
Uno de los controvertidos diseños de la colección primavera/verano 2020 de Gucci. Gucci

Para la colección de primavera/verano 2020, Gucci apostó por volver a la estética sexy de años atrás, cuando Tom Ford trajo las transparencias a la marca. Este movimiento, alabado como detestado, no provendría del creativo, sino de François-Henri Pinault, dueño de Kering, quien buscaba aumentar las ventas.

No sería la única vez. En una de sus últimas campañas para Gucci viajes mostraba al actor Ryan Gosling vestido en un estilo bastante conservador, en contraste con la imagen habitual de los diseños de Michele.

“Yo ya era mayor cuando me volví conocido en la moda, tenía casi cuarenta y dos años, y me di cuenta de que tienes que aferrarte a lo que eres y a dónde vas: tienes que quererte mucho a ti mismo y amar lo que haces”, sentenciaba Michele en una entrevista para Vogue.

Ni siquiera las novedosas colaboraciones con otras marcas, como Balenciaga o Adidas, conseguirían remontar los ingresos de la marca. Las diferencias creativas entre el diseñador y la junta directiva acabaron la semana pasada la dimisión de Michele.

“Gucci ha sido mi casa, mi familia de adopción. A esta familia ampliada, a todas las personas que la han cuidado y que la han apoyado, dirijo mi más sincero agradecimiento y les abrazo desde lo más profundo de mi corazón”, comentaba el creativo en su carta de despedida.

Alessandro Michele trajo a la industria una visión surrealista y creativa que la revolucionó por completo. Sin él, lo que hoy conocemos como Gucci no sería lo mismo. Y por todo ello, el mundo de la moda cierra un capítulo y le rinde homenaje, mientras observa con interés esta nueva etapa para la marca.

Si te ha gustado este artículo sobre Alessandro Michele:

  1. Puedes acceder a más de la categoría Cultura y Opinión aquí.
  2. Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  3. También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *