ALGO SUCEDE CON ESTE AGUJERO NEGRO

El extraño fenómeno ha tenido lugar a 36.000 años luz de nuestro planeta, concretamente en el agujero negro del centro del sistema binario GRS 1915+105.

Un sistema binario está conformado por dos objetos astronómicos que se encuentran tan próximos entre sí que están ligados por su fuerza gravitatoria, orbitando alrededor de un centro de masas común. Un ejemplo de esto en nuestro Sistema Solar sería el conformado por Plutón, el planeta enano, y Ceres, su luna, los cuales al encontrarse muy cercanos y poseer masas similares forman un sistema en el que se orbitan entre sí.

Imagen: Sistema binario de dos estrellas. Se puede observar una estrella de gran tamaño en primer plano y otra estrella de tamaño más reducido en un segundo plano.
Imagen: Sistema binario de dos estrellas.

En este caso, el sistema binario está conformado por una estrella y un agujero negro de una masa de entre 10 y 18 veces la masa del sol, lo que lo convierte en el segundo agujero negro más grande de la Vía Láctea, justo por detrás del Sagitario A, el agujero negro super masivo que se encuentra en el centro de nuestra galaxia.

Este suceso fue detectado en la segunda mitad del 2018, cuando el brillo de este agujero negro se vio disminuido. Sin embargo, a principios del año siguiente, sucedió algo similar, cuando este se atenuó aún más. Esto ha provocado un gran desconcierto entre los científicos al desconocerse su causa.

Es bien sabido que los agujeros negros consisten en singularidades donde la atracción gravitatoria es tan elevada que absorben todo a su paso, incluida la luz. El brillo que percibimos desde la Tierra no corresponde a luz emitida por este cuerpo, sino a luz reflejada por el disco de acreción que lo rodea. Los discos de acreción consisten en estructuras en forma de disco formadas por gas y polvo que giran en torno a un objeto central masivo, como en este caso, un agujero negro.

Imagen: Disco de acreción.
En la imagen podemos observar dos formaciones de gas brillantes formándose desde un nucleo común, donde suponemos el agujero negro, el cual carece de color y forma.
Imagen: Disco de acreción. (Fuente: Telescopio Espacial Hubble)

Un grupo de científicos de la Universidad de Míchigan, en EE. UU. han sido los primeros en ofrecer una posible explicación a este suceso. El estudio ha sido publicado en la revista Arvix, aunque todavía no ha sido revisado. En este artículo, los científicos piensan que esta atenuación es causada por “algo está bloqueando la luz”. Sin embargo, la naturaleza de este objeto es difícil de averiguar, por ello el causante certero de este suceso es aún un completo misterio.

En cuanto a otras posibles causas que den como resultado este suceso también se encuentra la posibilidad de que vientos estelares producidos por la estrella acompañante estén empujando nubes de gas que “tapen” la luz de los discos de acreción.

Si te ha gustado este artículo:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Espacio aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.