APROBADO EL NUEVO PLAN DE GESTIÓN PARA ACABAR CON LA SOBREPOBLACIÓN DE CABRAS MONTESAS EN MADRID

En 1990, la cabra montés prácticamente había desaparecido en Madrid. Sin embargo, se reintrodujeron ejemplares procedentes de Gredos y de Las Batuecas. Este hecho tuvo tanto éxito, que pocos años después ocurrió el fenómeno opuesto, la sobrepoblación. En 2016, el Plan de Gestión permitió dejar a la mitad la población abatiendo a los ejemplares aunque, poco después, los tribunales tumbaron dicho plan tras la denuncia de Pacma. Actualmente, el gobierno de Madrid ha elaborado un nuevo Plan de Gestión el cual está a punto de ser publicado, con el objetivo de reducir en cinco años a la mitad las más de 6.200 cabras montesas que habitan en la Sierra de Guadarrama.

Esta imagen muestra un individuo de cabra montés situado sobre una acumulación de rocas.
Imagen: Ejemplar de Cabra Montés

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, dirigida por Paloma Martín, indica que este nuevo plan priorizará “la extracción en vivo de ejemplares para repoblaciones”. No obstante, también se contempla la caza, aunque nunca como actividad deportiva.

La Comunidad de Madrid considera importante este nuevo Plan de Gestión para reducir los daños a la biodiversidad provocados por la cabra montés. La población actual, en Madrid, es 6.293 ejemplares, siendo la ideal teórica de 1.945 ejemplares.

Esta sobrepoblación, aseguran en Medio Ambiente, origina una pérdida de suelo anual de 4.000 metros cúbicos por año. También provoca el desplazamiento de otras especies, como ocurre con la mariposa Apolo.

Repoblación de la cabra montés

El nuevo Plan de Gestión combina la extracción en vivo para repoblar otros entornos, con el control cinegético de la especie. De esta forma, se pretende contar con el apoyo o colaboración de asociaciones locales y asociaciones expertas en caza.

Previo a este nuevo Plan de Gestión, las extracciones para repoblación de esta especie se realizan desde 2010, y han permitido repoblar territorios con más de 600 cabras procedentes de la Sierra de Guadarrama. Estos ejemplares, tras su captura en vivo, fueron testados y analizados para comprobar su estado de salud e idoneidad.

Sierra de Guadarrama y la cabra montés

Este nuevo Plan de Gestión se encuentra adaptado al Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama con el fin de regular la población de cabras montesas. Por ello, en su redacción intervino el Centro de Investigación, Seguimiento y Evaluación del parque.

El documento incluye la dispersión, control o uso de la especie para repoblar otros territorios. La sobrepoblación de cabras montesas en la Sierra de Guadarrama no sólo supone un problema para la fauna y la flora de la zona, sino que también perjudica a la propia especie caprina.

Por ello, la Comunidad de Madrid considera importante la reducción del número de especies con el fin de lograr una pirámide poblacional más racional. Una vez se consiga controlar las poblaciones de cabras, se pretende trabajar para mantener la correcta densidad de individuos para el bienestar de estos animales. Paralelamente, se trabajará en el mantenimiento de la calidad del paisaje y en la creación de refugios térmicos.

Si te ha gustado este artículo sobre el nuevo Plan de Gestión para acabar con la sobrepoblación de cabras montesas en Madrid:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Biodiveridad  aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *