LOS ÁRBOLES PUEDEN ELIMINAR CONTAMINANTES CANCERÍGENOS

Los árboles pueden ayudar a eliminar contaminantes cancerígenos. Esta solución se conoce como fitorremediación. Se trata de una tecnología verde que aprovecha la capacidad de algunas plantas para degradar contaminantes orgánicos. Algunas especies como los chopos o álamos son adecuadas para descontaminar.

En esta imagen vemos un bosque inundado por la niebla. Se ven árboles altos. Determinados árboles como los chopos pueden ayudar a eliminar los contaminantes cancerígenos.
Imagen: Bosque.

La contaminación es un problema muy importante para la humanidad. No obstante, cabe destacar que algunos de los principales culpables son la agricultura, la industria y la urbanización. Por esto mismo, el Programa Ambiental de las Naciones Unidas dedica gran atención a los contaminantes persistentes. Dichas moléculas tienen una toxicidad elevada, movilidad global, persistencia y acumulación en los seres vivos.

¿Cómo los árboles pueden eliminar contaminantes cancerígenos?

Mediante la fitorremediación. Es una tecnología verde basada en la capacidad de algunas plantas para degradar contaminantes orgánicos. Además, este proceso necesita energía solar, respeta el entorno y es barato. No obstante, aunque tiene muchas ventajas se desconoce mucho sobre este método, lo que frena su uso. Tampoco hay muchos datos sobre el metabolismo de los contaminantes, lo cual es necesario para mejorar el proceso y seleccionar variedades adecuadas.

En esta imagen vemos el Parque Natural de la Secuoyas cruzado por una carretera.
Imagen: Parque Natural de las Secuoyas.

El grupo de investigación ha estudiado el metabolismo de los bifenilos, descifrando la primera ruta degradadora en las plantas. Se han centrado en el chopo, debido a su valor económico, su capacidad para descontaminar y su estatus como sistema modelo en biología vegetal. Además, hay que aclarar que los árboles no quedan contaminados porque las toxinas se fragmentan y se integran en el metabolismo.

El impacto de la contaminación

La contaminación es el principal factor ambiental que causa más muertes prematuras en el mundo. De hecho, nueve millones de personas mueren anualmente por la contaminación. Pero también afecta a la economía. Aunque lo más notable es que la contaminación modifica el funcionamiento de los ecosistemas. Por otro lado, agrava los efectos de la sequía y las temperaturas extremas, así como los efectos de plagas y enfermedades, contribuyendo al cambio climático.

Si te ha gustado este artículo:

  • Puedes acceder a más de la misma categoría aquí.
  • Visita nuestro perfil de Instagram haciendo clic aquí.
  • También puedes acceder a nuestra página de twitter, donde te mantenemos al día de todas nuestras publicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.