APARECE BASURA ESPACIAL EN EL CIELO NOCTURNO DE MÁLAGA

Los restos de un cohete chino impactan sobre el cielo del Mediterráneo

En la madrugada del lunes 20 al martes 22 de junio, el cielo de Málaga fue asaltado por una especie de “luces fugaces“, en concreto, basura espacial. Unas luces que alarmaron a muchos malagueños, quienes no dudaron en grabar el extraordinario fenómeno que estaba sucediendo encima de su ciudad. Las redes sociales se llenaron de tuits en referencia a este acontecimiento tan inusual. Algunas de estas publicaciones se refieren al suceso como un “avistamiento ovni” y otros como “estrellas fugaces”. Como ejemplo, el siguiente tuit:

Sin embargo, el medio El Periódico de España recoge la resolución final acerca de la verdad que se esconde detrás de este extraño suceso. Según este periódico, se ha confirmado que fue un cohete el responsable de generar basura espacial, que a ojos de los ciudadanos, parecían estrellas fugaces e incluso ovnis. La nave espacial china, Shenzhou-14, fue lanzada por la Agencia Espacial China (CNSA) a principio del mes de junio. Su destino era llevar a tres astronautas a la Estación Espacial China.

La periodista de La Opinión de Málaga, Chaima Laghrissi, añadió que ciertas partes del cohete chino han atravesado la atmósfera a unos 70 kilómetros de altura sobre el litoral malagueño y a “una velocidad de 26.000 km/hora“. Estas “luces fugaces” fueron vistas en el cielo nocturno desde diferentes partes de la provincia malagueña y en otras provincias andaluzas como Cádiz o Sevilla.

Los peligros

Ahora bien, es necesario saber si la basura espacial, generada por los cohetes y satélites, supone algún tipo de riesgo humano. Por ello, se han de plantear las siguientes cuestiones: ¿pueden conllevar un peligro social los residuos espaciales? ¿Los desechos espaciales conducen a una contaminación terrestre? Para responder a estas preguntas, es imprescindible que definamos primero el término “basura espacial”.

La Fundación del Agua, Fundación Aquae, explica que los residuos espaciales forman parte de los llamados “satélites inoperativos“. Pero para entender este concepto es necesario saber en qué se diferencia de un satélite operativo. Este último se trata de un satélite que opera de manera activa en diversas misiones espaciales. Por el contrario, los inactivos no ejecutan ninguna acción en las misiones. Estos satélites, junto a los restos de los cohetes y estaciones espaciales, conforman: “la basura espacial”.

Una vez explicado el concepto principal, conviene responder a las preguntas planteadas con anterioridad. El canal de televisión latinoamericano, DW Español, argumenta que los desechos espaciales pueden ser peligrosos para el planeta Tierra. El medio realiza hincapié en que la partícula más pequeña puede derivar en un gran riesgo. Los residuos provocan accidentes de forma muy frecuente.

Un caso destacable de accidentes fue el choque de dos satélites inactivos en el 2009. De este desastre, se originó una explosión que condujo a múltiples escombros que colisionan de forma sucesiva. Este fenómeno es conocido como el síndrome de Kessler“. Los expertos aseguran que las colisiones provocan muchas partículas diminutas. Esto conduce a que, en algún momento, será imposible lanzar más satélites o cohetes al espacio.

Entonces, ¿es posible eliminar la basura espacial? Todavía ningún investigador ha descubierto como recolectar los residuos. Sin embargo, las empresas espaciales más importantes están desarrollando diversos proyectos para reducir esta contaminación. Algunos ejemplos son los siguientes: proyectos de reciclaje con robots, cuerdas electromagnéticas o láser, redes…

Si te ha gustado este artículo sobre basura espacial:

  • Puedes acceder a más de la categoría Local en este enlace.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *