BOSQUES MEDITERRÁNEOS, AL BORDE DEL PELIGRO

Los bosques mediterráneos están al borde del peligro por el aumento de las temperaturas. Los bosques con especies templadas vivirán un declive si el aumento de la temperatura media de la Cuenca Mediterránea continúa en el umbral de aumento de 2 ºC. Además, el riesgo sería mucho mayor si el aumento de temperatura supera el límite establecido por el Acuerdo de París (2015). Este aumento supondría que incluso las especies adaptadas a la sequía, como la encina y el pino blanco, se verán afectadas.

En esta imagen vemos parte de un bosque mediterráneo que se distribuye en torno a un lago. Este bosque se encuentran en Grecia, y junto con los demás mediterráneos, está en peligro por el aumento de temperaturas.
Imagen: Pinar editerráneo (Grecia).

El cambio climático tiene una serie de impactos sobre estos bosques. Si la temperatura supera el incremento de 2 ºC, los indicadores de incendios y otros riesgos climáticos aumentarán en un 64% en las zonas mediterráneas.

“El Mediterráneo es un mar pequeño y relativamente cerrado, que se calienta de media un 20% más rápidamente que la temperatura media anual global y con particularidades que no son asimilables a las tendencias del resto de Europa, ni de África“

Comentaba Alejandra Morán Ordoñez, investigadora del CREAF y líder del estudio.

Con esto, el estudio afirma que esta realidad geográfica condiciona el aumento de los riesgos de incendio que se deben al clima de la zona. Es por tanto que el aumento de sequías en la Cuenca Mediterránea tiene muchas posibilidades de transformar o modificar los bosques. Puede llegar un momento en el que el bosque absorba una buena parte del agua disponible, dejando menos para los ríos. Además, habría menos agua disponible para el consumo humano.

El estudio del impacto.

Los investigadores han revisado los 78 trabajos publicados sobre esta cuestión. Con esto pretendían evaluar las predicciones actuales y futuras de los bosques y su capacidad de adaptación y reducción del efecto del cambio climático. Muchos impactos son difíciles de cuantificar con medidas comunes, por lo que han impulsado una revisión sistemática. De esta forma, han comparado el valor de la predicción de futuro con la cifra actual de provisión de cada servicio. Todo para encontrar un sentido al conjunto.

En esta imagen vemos un olivar o bosque de olivos que se distribuyen en torno a un camino. Los olivos son árboles típicos del Mediterráneo de hojas estrechas y alargadas, que producen aceitunas, un pequeño fruto redondo y verdoso.
Imagen: Olivar mediterraneo.

Para medir el impacto y ayudar a identificar los escenarios posibles, el estudio hace una aproximación cuantitativa de los beneficios de los bosques. No obstante, también se estudia como afectará el cambio climático a la provisión de madera, la fijación de carbono o la producción de setas. Como menciona Aitor Ameztegui, investigador de la Universidad de Lleida, la intención es sintetizar la evidencia científica sobre los efectos del cambio climático en los bosques mediterráneos. Esto serviría para aportar información que ayude a limitar o controlar los efectos del aumento de temperatura en el Mediterráneo.

Si te ha gustado este artículo sobre los bosques mediterráneos:

  • Puedes acceder a más de la misma categoría aquí.
  • Visita nuestro perfil de Instagram haciendo clic aquí.
  • También puedes acceder a nuestra página de twitter, donde te mantenemos al día de todas nuestras publicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.