EL CEREBRO HUMANO ENCOGIÓ HACE 3000 AÑOS

Un estudio ha descubierto que el cerebro humano encogió hace 3.000 años. El estudio ha analizado en torno a mil cráneos humanos, tanto actuales como modernos. Además, analizaron cuerpos de hormigas, encontrando paralelismos en condiciones similares.

En esta imagen vemos el dibujo de un cráneo.
Imagen: Dibujo de un cráneo

El tamaño del cerebro se redujo hace 3.000 años, después de aumentar hace entre 2,1 y 1,5 millones de años. Para llegar a estas conclusiones, los autores del estudio examinaron 985 cráneos humanos, tanto fósiles como modernos. Gracias a esto establecieron la teoría de que la contracción del cerebro se produjo a la vez que se transfirieron una serie de funciones a la mente colectiva.

El Dr. Jeremy DeSilva del Darmouth College de New Hampshire afirma que es un hecho sorprendente que los cerebros sean más pequeños en comparación con los humanos del Pleistoceno.

La similitud entre los humanos y las hormigas

Los científicos analizaron el tamaño y la estructura de las colonias de diferentes especies de hormigas, igual que su fisiología y el uso de energía a nivel de individuos. Además, encontraron que los cerebros de las hormigas en colonias muy altamente organizadas son más pequeños con respecto a su cuerpo que en comunidades mal organizadas. Con esto se determina que cuando hay una clara decisión de responsabilidades, la toma de decisiones se deja a la mente colectiva. El cerebro de la hormiga por tanto reduce su tamaño para ser más eficiente.

En esta imagen vemos una hormiga sobre una hoja.
Imagen: Hormiga.

A pesar de que las comunidades de hormigas y humanos son diferentes, presentan una serie de características sociales comunes. Por ejemplo, la toma de decisiones en grupo, la división del trabajo y la producción compartida de alimentos. Sin embargo, estas características surgieron en los humanos en la transición del Pleistoceno al Holoceno, pasando de una estructura social de clanes a una de tribus.

El Dr. James Traniello de la Universidad de Boston establece que la contracción del cerebro se debe a la dependencia de la inteligencia colectiva. La idea de que un grupo es más inteligente que la persona más inteligente del grupo se denomina “sabiduría de las multitudes”.

Si te ha gustado este artículo sobre por qué el cerebro humano encogió hace 3.000 años:

  • Puedes acceder a más de la misma categoría aquí.
  • Recuerda seguirnos en nuestra cuenta de Instagram.
  • También puedes acceder a nuestro perfil de Twitter, donde te mantendremos al día de todas nuestras publicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.