LOS CICLONES MATAN A MILES DE AVES MARINAS

Según un estudio realizado por un equipo internacional del CNRS, se ha comprobado que los ciclones son responsables anualmente de miles de muertes de aves marinas del Atlántico Norte. Por lo tanto, podríamos decir que los ciclones son “enemigos naturales” de las aves marinas. No obstante, aunque no afecten directamente en estos, crean una serie de condiciones que impiden su adecuada supervivencia.

En esta imagen vemos un frailecillo atlántico, presenta una corona y espalda negra, mejillas de color gris pálido y la pante inferior de color blanco, con un pico negro y naranja.
Imagen: Frailecillo atlántico (Fratercula arctica). Fuente: Gbif.

Miles de aves marinas migran desde el Ártico hacia el sur al llegar el invierno. Además, esto lo hacen con el fin de pasar el invierno en condiciones más óptimas. Sin embargo, cada año se ve otro fenómeno diferente al de la migración. Cada año, aparecen los cadáveres de miles de aves marinas en las costas del océano Atlántico. Esto ocurre en las costas tanto de América del Norte como de Europa.

Las aves afectadas

Estas aves marinas migran desde los sus lugares de anidación en el ártico en dirección al Atlántico Norte, una posición bastante más al sur, con temperaturas más cálidas. Estas aves durante el trayecto suelen verse expuestas a ciclones de alta intensidad que pueden durar varios días. El estudio se realizó equipando pequeños dispositivos de localización a 1500 aves de las cinco especies principales que realizan la migración. Sin embargo, de estas especies destacan los frailecillos atlánticos, los mérgulos atlánticos y las gaviotas tridáctilas.

En esta imagen vemos un mérgulo atlántico, una de las especies de aves marinas que se ve afectada por los ciclones. Presenta un plumaje "nupcial": su cabeza, pico, espalda y parte de las alas son de color negro, y su parte inferior blanca.
Imagen: Mérgulo atlántico (Alle alle). Fuente: Gbif.

Los frailecillos atlánticos (Fratercula arctica) suelen criar en Islandia, Noruega, Groenlandia o Terranova. Presenta una corona y espalda negra, mejillas de color gris pálido y la pante inferior de color blanco, con un pico negro y naranja. Los mérgulos atlánticos (Alle alle) habitan en los acantilados del ártico, aunque los temporales pueden empujarles en épocas otoñales hasta el norte de España. Son de pequeño tamaño, la mitad que el frailecillo. Además, presenta un plumaje “nupcial”: su cabeza, pico, espalda y parte de las alas son de color negro, y su parte inferior blanca. Por otro lado, las gaviotas tridáctilas (Rissa tridactyla) habitan por todos los océanos del hemisferio norte, situando sus zonas de cría en acantilados. Son de tamaño medio, rechonchas y de patas cortas, su cabeza y cuerpo son blancos y su espalda y parte de sus alas grises.

La explicación del fenómeno

Los dispositivos de localización de estas especies permitieron comparar sus movimientos y las trayectorias de los ciclones para ver el grado de exposición a estos fenómenos. Además, modelaron el gasto energético en dichas condiciones, determinando que este no era el causante de su muerte.

En esta imagen vemos una gaviota tridáctila, son de tamaño medio, rechonchas y de patas cortas, su cabeza y cuerpo son blancos y su espalda y parte de sus alas grises
Imagen: Gaviota tridáctila (Rissa tridactyla). Fuente: Gbif.

En su lugar, descubrieron que la incapacidad de alimentarse durante el ciclón era lo que causaba su muerte, ya que no podían sumergirse en un mar tormentoso. Con lo cual, estas aves morían de hambre si las condiciones se mantenían varios días, hasta acaban sus reservas corporales. Por lo tanto, el cambio climático está muy ligado a la muerte de estas aves marinas, ya que acentúa la frecuencia e intensidad de los ciclones en el Atlántico Norte.

Si te ha gustado este artículo sobre como afectan los ciclones a las aves marinas:

  • Puedes acceder a más de la misma categoría aquí.
  • Recuerda seguirnos en nuestra cuenta de Instagram.
  • También puedes acceder a nuestro perfil de Twitter, donde te mantendremos al día de todas nuestras publicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.