EL COMPLEJO DE EDIPO Y ELECTRA

El complejo de Edipo en el psicoanálisis enunciado por Sigmund Freud, y el complejo de Electra enunciado por Carl Jung, consisten en un sentimiento que se da en niños pequeños hacia sus progenitores. En el primer caso, el complejo de Edipo afecta a los niños quienes sienten un deseo amoroso hacia sus madres, pero una aversión total hacia sus padres. Es decir, el niño va a querer casarse con su madre, pero va a sentir un total rechazo hacia su padre. Es tal como para llegar al odio, el deseo de desaparición y en algunos casos el deseo de muerte. Mientras que el complejo de Electra afecta a las niñas que sienten deseo amoroso hacia sus padres, pero el desarrollo es diferente.

En esta imagen vemos una familia compuesta por un padre, una madre, un hijo y una hija, en la cocina preparando un desayuno. Para representar el complejo de Edipo y Electra.
Imagen: Familia preparando el desayuno.

Freud añade que el niño tiene un deseo oculto de tener relaciones sexuales con su madre, lo cual sería incesto. Además, tiene deseos de deshacerse de su padre, y esto sería parricidio. No obstante, considera que es un paso fundamental para llegar a la madurez sexual del varón.

Tipos de complejo de Edipo

Freud va a considerar que lo “normal” en los varones es la atracción hacia la madre. Con esto establece que hay dos tipos de complejo de Edipo, el positivo y el negativo:

  • Complejo de Edipo positivo: el niño siente atracción hacia el progenitor del sexo opuesto, pero aversión o rechazo hacia el progenitor del mismo sexo.
  • Complejo de Edipo negativo: el niño siente atracción hacia el progenitor del mismo sexo, pero sentirá aversión o rechazo hacia el progenitor del sexo opuesto.

Freud por otra parte, habla del desarrollo psicosexual de los niños dividiéndolo en tres etapas, la oral, la anal, y la fálica. Siendo esta última en la que se da el complejo de Edipo, entre los 3 y 6 años, terminando con la entrada en el período de latencia. También establece, que el complejo de Edipo puede volver durante la etapa de adolescencia. El objetivo sería superar el complejo para dar el paso de la adolescencia a la adultez, y otro paso en cuanto a la madurez sexual.

En esta imagen vemos a una madre y a su hijo sentados en el suelo mirando un mapa.
Imagen: Madre con su hijo.

Freud explica que esto se debe a que los niños cesan sus deseos hacia la madre debido a un miedo a la castración. Esto es a causa de un pensamiento erróneo de que la madre ha sido castrada, y que por consecuencia sus deseos impuros pueden llevarlos a dicha castración. Sin embargo, en la adolescencia se reavivaría este deseo, evitando dicho miedo debido a la necesidad de una mujer en su vida.

El complejo de Electra

El complejo de Electra es el término propuesto por Carl Gustav Jung en 1912 para designar la contraparte femenina del complejo de Edipo. Consiste en una atracción afectiva de las niñas hacia la figura del padre, así como la rivalidad con su madre. Puede observarse a partir de los 3 años y normalmente en un plazo de 2 años suele resolverse de forma natural.

En esta imagen vemos a un padre con su hija paseando por la orilla de la playa.
Imagen: Padre en la playa con su hija.

Se presenta de una manera distinta a los niños, ya que en este caso esta reacción es menos clara y pasa más desapercibida debido a que las niñas tienen un vínculo muy estrecho con las madres, lo cual les dificulta mantener una competitividad con ellas. Lo normal, es que al resolverse dicha situación las niñas terminen prefiriendo a su padre sobre su madre. Sin embargo, en casos donde esta situación se convierta en algo más peliagudo, la niña puede rechazar al padre al sentirse defraudada por este.

Hay que destacar, que Freud nunca aceptó la idea de Jung del complejo de Electra porque se contraponía con las teorías de Edipo que él había desarrollado, particularmente en dos aspectos:

  • La importancia que tiene para la niña la predilección inicial por su madre.
  • La importancia inicial del falo en el desarrollo de los sujetos de ambos sexos en la fase fálica del desarrollo libidinal. Así como, el pensamiento de las niñas de que han sido castradas.

Si te ha gustado este artículo:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Sociedad aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.