CRISPR, LA REVOLUCIÓN DE LA INGENIERÍA GENÉTICA

El CRISPR es una secuencia presente en el material genético de las bacterias y será la revolución de la ingeniería genética. En general, son secuencias cortas que suelen contener algún fragmento de material genético, el cual suele proceder de un virus. Esto permite a las bacterias defenderse de dichos virus y similares, gracias al gen asociado Cas.

En esta imagen vemos una recreación ficticia de como se haría un corte en una cadena de ADN, el CRISPR es una revolución en la ingeniería génetica.
Imagen: Corte genético. Fuente: www.istockphoto.com (Vchal)

CRISPR/Cas9 es una especie de “tijeras moleculares”. Desarrolladas entre 2012 y 2013 por los equipos de Jennifer Doudna, Emmanuelle Charpentier y Feng Zhang. Además, constituyen una herramienta que modifica con suma precisión el ADN en los puntos escogidos.

La técnica de edición, parte de la inmunidad genética de las bacterias, que “recuerdan” las secuencias de ADN de aquellos patógenos que las han infectado. Con esto, se corta el ADN de los invasores en caso de haber una nueva infección. En el caso de la herramienta CRISPR, esta se dirige a las zonas deseadas del ADN y se cortan. Tras esto se pueden pegar los extremos cortados para inactivar el gen o por el contrario, introducir moldes de ADN para editar sus bases.

En 2013 se empezó a aplicar en ratones y animales de producción, como ovejas. Según explica la doctora en Medicina y Tecnología Veterinaria, Martina Crispo, las aplicaciones del CRISPR son múltiples, ya que por ejemplo en ratones se puede generar modelos de infertilidad humana, cáncer o enfermedades neurodegenerativas mediante la modificación de un gen.

Principales aplicaciones del CRISPR

Los tratamientos con CRISPR pueden implicar riesgos para la salud, ya que hay alto grado de desconocimiento aún respecto a los efectos del mismo. Es por esto, que se debería evaluar caso por caso para establecer tanto el riesgo como el beneficio de emplear dicha técnica. En primera instancia, hay dos problemas, el primero son aquellos cortes producidos en zonas no deseadas del ADN, lo cual es solventable; y además, caben alteraciones en el lugar que se quiere editar y que pueden desencadenar mutaciones más perjudiciales que la que se pretenda eliminar.

Otro problema de la técnica es que, aunque se puede cortar con precisión en la ubicación definida del genoma, se necesita que haya próxima una secuencia de genes específica. No obstante, esta no se puede seleccionar a voluntad. Por otro lado, tanto el gen Cas como el ARN de reconocimiento son demasiado grandes para los transportadores genéticos que se requieren habitualmente, los virus encargados de introducir el material genético en la célula de interés, por lo que el ARN debe inyectarse de manera directa, limitando la eficacia.

Si te ha gustado este artículo sobre el CRISPR en la ingeniería genética:

  • Puedes acceder a más de la misma categoría aquí.
  • Recuerda seguirnos en nuestra cuenta de Instagram.
  • También puedes acceder a nuestro perfil de Twitter, donde te mantendremos al día de todas nuestras publicaciones.

2 thoughts on “CRISPR, LA REVOLUCIÓN DE LA INGENIERÍA GENÉTICA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.