EL DERECHO AL ABORTO CORRE PELIGRO EN EE. UU.

La filtración de un borrador ha generado protestas por todo el país. De llevarse a cabo la sentencia, sería ilegal abortar en 24 de los 50 estados.

Un grupo de mujeres se manifiesta frente al capitolio de los Estados Unidos tras la filtración del borrador.
Mujeres manifestándose frente al Capitolio en contra de la decisión judicial PÚBLICO

El borrador de la sentencia lo firma Samuel Alito, un juez del Tribunal Supremo elegido por George Bush, que es conocido por su postura conservadora. En el escrito, el magistrado asegura, “la sentencia Roe contra Wade fue atrozmente errónea desde el primer momento”.

En 1970, Norma McCorvey (bajo el pseudónimo de Jane Roe) decidió demandar al fiscal de Dallas, ya que la legislación de Texas impedía que esta pudiera abortar. El caso tuvo una gran repercusión y acabó llegando a la Corte Suprema, cuya sentencia en 1973 anuló las leyes de Texas sobre el aborto y estableció que “el derecho al respeto de la vida privada”, presente en la 14ª enmienda de la Constitución. Roe no pudo beneficiarse de esta decisión judicial y dio luz a una niña que dio en adopción, sin embargo consiguió garantizar el aborto a nivel federal.

“Sostenemos que Roe v. Wade debe ser revocada. La Constitución no hace ninguna referencia al aborto y ningún derecho así está protegido implícitamente por ninguna provisión constitucional”, indicó juez Alito en el borrador filtrado a la prensa. “Roe v. Wade es un abuso de la autoridad judicial y fue una sentencia incorrecta desde el principio. Su razonamiento fue excepcionalmente flojo y la decisión ha tenido consecuencias dañinas”, apuntó el magistrado.

Junto a Alito, otros jueces del tribunal supremo habrían acordado tumbar esta sentencia. Entre ellos, el magistrado Clarence Thomas y los tres jueces propuestos por Donald Trump, M. Gorsuch, Brett M. Kavanaugh y Amy Coney Barrett.

Estadísticas

Según una encuesta del Pew Rearch Center de 2021, el 59% de la población cree que el aborto debería ser legal mientras el 39% cree que debería ser castigado penalmente. Hace 50 años, el porcentaje de quienes eran contrarios al aborto era mucho menor (un 20%).

En 1965 el aborto era tan inseguro, que el 17% de las muertes relacionadas con el embarazo en EE.UU. se debía a los abortos ilegales, según datos de la ONG Planned Parenthood. Hoy en día, la interrupción del embarazo es una de los procedimientos clínicos más comunes y solo el 0,3% de las mujeres sufren complicaciones.

Las consecuencias

De llevarse a cabo esta sentencia, Estados Unidos volvería a la situación anterior a 1973, cuando cada estado era libre de decidir sobre el aborto. Mientras que la situación en estados como Nueva York y California permanecería más o menos igual; el aborto sería ilegal en la mitad del país. Según el Centro Para los Derechos Reproductivos, hasta 24 estados podrían ilegalizar el aborto, entre los que se encuentran Mississippi, Arizona, Texas o Alabama.

Varios estados controlados por los republicanos, como Oklahoma, Missisipi o Texas, han aprobado ya leyes contrarias al aborto. En Idaho, las mujeres no podrán abortar a partir de la sexta semana de embarazo. La norma se inspira en la “ley latido” de Texas que no sólo impide el aborto sino que premia con hasta 20.000 dólares a las personas que denuncien a la clínica o al médico (incluso podrían demandar al taxista que lleva a la mujer hasta la clínica). Los “colaboradores” podrían enfrentarse a penas de varios años de cárcel. 

La situación internacional

Esto contrasta con otros países de América, como México, Ecuador o Colombia, que hace poco despenalizaron el aborto. Por su parte, Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, ya se ha mostrado partidario de permitir que las mujeres estadounidenses aborten en dicho país.

Sin embargo, el caso de EE.UU. no sería el primero. En enero de 2021 Polonia prohibió abortar en caso de malformación grave del feto. Otro caso algo menos conocido es el de Malta, único país de la UE que prohíbe el aborto de forma completa, con penas de prisión de hasta 3 meses para las mujeres. En el Salvador, las penas de prisión pueden llegar hasta los 30 años de prisión, y el aborto es ilegal incluso en casos de violación o en casos en los que la madre sea menor de edad.

Si te ha gustado este artículo sobre el derecho al aborto en EE.UU.:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Sociedad aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *