El invierno se acerca al campo de guerra ucraniano

El frío se aproxima a Ucrania mientras que los aún residentes en el país se preparan debido a las insuficiencias energéticas

A escasos días del comienzo del invierno, estación favorita de muchos, los ucranianos sufren. La energía ucraniana está muy mermada debido al constante asedio ruso. A este se le suma esta nueva arma natural. El gélido frío de Europa del Este ya comienza a notarse con fiereza mientras la gente de Ucrania que aún permanece en su país ven cada vez más cerca su final.

Rusia y su nueva arma

Putin tiene un objetivo claro: atacar a la población ucraniana. Para esto no se vale solo de su gran poder armamentístico y el ataque directo a tropas civiles, sino que también les hace pasar frío. Muchos de los últimos ataques ordenados por el Kremlim no apuntan a grandes ciudades, sino a sus centrales eléctricas. El invierno en Europa del este es desolador, alcanzando sin mucha dificultad las temperaturas bajo cero y con densas nevadas muy abundantes. Incluso es común que se congele el suelo o las lluvias lo vuelvan lodo, lo que puede afectar de manera directa al devenir de los combates. Solo para hacernos una idea, la temperatura máxima alcanzada ayer en la capital ucraniana fue de un grado. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ya ha señalado la crueldad de Rusia al usar el invierno como un arma más para forzar la rendición ucraniana.

La cuestión energética

El frío y la oscuridad acechan a los ucranianos. Ucrania no puede permitirse malgastar energía, ni siquiera por el invierno. En las partes más occidentales como Lviv, apenas llega energía ni se enteran de lo que ocurre en otras partes del país. Mientras tanto, en la propia capital, Kiev, Zelenski ya se plantea medidas sumamente duras. El ayuntamiento kievita se plantea suministrar alrededor de cuatro horas de luz a los habitantes, repartidos en dos tandas separadas. Esta se trata de una cantidad muy escasa, pues en verano Ucrania llega a tener hasta 15 horas de oscuridad diarias. La sociedad ucraniana ya está comprando fuentes de calor externas, como estufas y braseros. No solo ellos, sino que también hospitales se ven forzados a tomar estas medidas. Rusia se aferra a su nueva arma para minar la moral de Ucrania, debido a sus últimas derrotas.

Si te ha gustado este artículo sobre el invierno en Ucrania:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Internacional aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *