EL PLUMAJE DE LOS GORRIONES CAMBIA DE COLOR CON LA HUMEDAD

Existen muchos estudios que predicen que el cambio climático generará cambios en la temperatura y humedad de forma local. Sin embargo, aunque se sabe que esto puede provocar cambios importantes en la biodiversidad, está poco estudiado. Una nueva investigación aporta evidencias de cómo los gorriones, tras haberse expuesto unos meses a altos niveles de humedad, generan mudas con coloración más oscura.

Se observa un gorrión macho posado en una rama. Parece que se está asomando desde el árbol donde se encuentra. Se aprecia en primer plano su pico grueso y gris y su ojo con surcado por una línea de plumaje negra.
Fotografía de gorrión macho (Passer domesticus) // iNaturalist (Ellis Korda)

Datos preliminares: ¿de dónde viene la idea?

Los investigadores de este estudio se inspiraron en la regla de Gogler. Una generalización en el comportamiento de los animales endotermos que predice que, en ambientes cálidos y húmedos, los animales presentarán colores más oscuros. Al contrario, en ambientes fríos y secos, los animales serán más claros. Así, se conferiría una ventaja evolutiva para los animales en estos ambientes.

Animal endotermo: este término es más conocido como “animales de sangre caliente”, lo cual es una expresión poco acertada, porque en realidad, todos los animales tienen la sangre relativamente caliente. Un animal endotermo es aquel que utiliza su energía interna para producir calor. Otros animales, los ectotermos, no pueden hacer esto y usan fuentes externas de calor, como el Sol, para calentarse.

Hasta ahora, solo se habían estudiado los cambios evolutivos que ocurren en las poblaciones. Estos son cambios a grandes escalas temporales —miles o millones de años—. Sin embargo, existen otros cambios en los animales que no han sido tan estudiados: las aclimataciones. Se definen como la capacidad individual para ajustar reversiblemente las características externas o internas en respuesta a diferentes condiciones ambientales.

De esta forma, este estudio es de los primeros que se dedica a estudiar la aclimatación del plumaje de las aves a distintos grados de humedad en el ambiente.

¿Cómo lo hicieron?

El equipo capturó 54 machos de gorrión (Passer domesticus) de una población del ZOO Aquarium de Madrid. Los anillaron, y los refugiaron en aviarios adaptados a su hábitat natural con constante vigilancia veterinaria.

El experimento consistió en preparar un grupo sometido a un ambiente “seco” —con humedad al 45%— y otro con un ambiente “húmedo” —con humedad al 70%—. Los dos grupos estuvieron en estas condiciones 6 meses antes de la muda para condicionar que se produjese la aclimatación.

Cuando los gorriones terminaron de mudar las plumas, detuvieron el experimento y midieron la coloración del plumaje de la garganta, el píleo, la franja lateral de la cabeza, el vientre y el manto. Para medirlo, se usó un espectrofotómetro, un utensilio que ayuda a medir las frecuencias de onda que desprenden los colores.

Se aprecian las partes de un ave marcadas en colores por secciones. El píleo también es llamado corona o sombrero y corresponde a la parte superior de la cabeza del animal. El resto de partes, se corresponden perfectamente con la parte del cuerpo.
Partes del cuerpo de un ave // dbicheros.com

¿De verdad cambia el color de las plumas con la humedad?

Gráficas de comparación entre los grupos “húmedo” y “seco” en las distintas partes del cuerpo medidas. Se muestran en orden (de la A a la F): píleo, franja lateral de la cabeza, manto, vientre, garganta y tamaño de la garganta. Las gráficas con barras negras indican las partes del cuerpo que presentaron diferencias notables entre el tratamiento “seco” y el “húmedo”. // Imagen original del artículo.

Como muestran los resultados, no todas las partes del cuerpo se oscurecieron por igual. Mientras que el píleo, la franja lateral de la cabeza y el manto se mantuvieron más o menos de la misma coloración, el vientre y la garganta presentaron un color mucho más oscuro que en el ambiente seco. Además, el tamaño de la mancha de la garganta era de mayor extensión que en el otro grupo.

¿Qué implican estos resultados?

Al ser este experimento uno de los pioneros en este tipo de estudios, los resultados obtenidos dejan muchas puertas abiertas a futuras investigaciones. Efectivamente, los resultados confirman la regla de Gogler, sugiriendo que los gorriones presentan mayor deposición de melanina —pigmento principal del plumaje— en condiciones de humedad. Pero, ¿por qué ocurre? ¿Qué aporta esto a los gorriones?

Explicaciones propuestas por los investigadores

Un macho de gorrión y su cría se encuentran posados en una rama. El macho porta una miga de pan y la está acercando a su cría, un animal rechoncho y gris con la boca ampliamente abierta.
Macho de gorrión dando de comer a su cría // Wikimedia commons (Jar0d)

Ventaja social

Curiosamente, el aumento del tamaño de la garganta puede afectar a las interacciones en la población, ya que la mancha en la garganta más grande se suele asociar con machos dominantes, de mejor condición corporal, y mayor éxito reproductivo.

Aunque el desarrollo de un mayor tamaño de esta zona del plumaje no implica que estos individuos adopten las características mencionadas, sí que puede afectar a cómo las hembras y otros machos perciben a estos individuos. Entonces, se puede llegar a condicionar las interacciones entre individuos e incluso el propio éxito reproductivo.

Ayuda en la regulación de temperatura

Según proponía Gogler, una de las ventajas evolutivas de presentar pigmentos más oscuros en ambientes húmedos es debido a la intervención de estos en la termorregulación. También, se sabe que las aves con plumas más pigmentadas son capaces de repeler mejor el agua, haciendo que se sequen más rápidamente.

Ventaja en el camuflaje y en la susceptibilidad a los parásitos

Las regiones húmedas suelen presentar un suelo más oscuro —rico en materia orgánica— y vegetación más densa, limitando la entrada de luz. Al mismo tiempo, se ha demostrado que las aves más oscuras son más resistentes a los parásitos y bacterias que degradan las plumas, ya que cuanta más melanina, más resistente es el plumaje.

De esta forma, un plumaje más oscuro puede permitir un mayor camuflaje, además de la posibilidad de ser infectados con menor probabilidad por parásitos.

¿Qué queda por hacer?

Aunque estas explicaciones parecen convincentes, no debemos olvidar que estas ideas son simplemente hipótesis, es decir, posibles explicaciones a un fenómeno que todavía no está comprobado por la ciencia. Aún queda saber qué implican los resultados en las poblaciones de gorriones, y si estos se pueden extrapolar al resto de animales. Por ello, todavía se necesitan hacer más experimentos.

La ciencia nunca para, y de las observaciones más simples se pueden acabar haciendo los descubrimientos más insólitos.


Si te ha gustado este artículo sobre el cambio del plumaje de los gorriones con la humedad:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Ciencias aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *