¿EXISTE EN PORTUGAL UN RÍO CON FORMA DE DRAGÓN?

Aunque resulte extraño, la respuesta es: Sí. Un río situado en Portugal, concretamente en el Algarve portugués, fotografiado desde el cielo, ofrece una imagen que se asemeja a un dragón del imaginario chino. La foto ha dado la vuelta al mundo e impresionado a miles de personas. Lo que ocurre, y que no ve el usuario, es el torturado paisaje que rodea a este peculiar río.

En esta fotografía se muestra una panorámica aérea del río con forma de dragón junto al paisaje que le rodea.
Imagen: Fotografía aérea del Río Dragón Azul

Mirar el planeta Tierra desde el cielo siempre es un espectáculo y otorga imágenes para el recuerdo. La naturaleza sorprende con curvas y formas geométricas que es capaz de atraer a cualquier persona y deja claro la belleza que existe en nuestro planeta.

Una de las imágenes que ha dado la vuelta al mundo es la que el fotógrafo británico Steve Richards captó del Río Dragón Azul. Richards al ver el río no pudo pensar en otra cosa que no sea la similitud que tiene con el animal mitológico de las representaciones artísticas chinas.

El verdadero nombre del río es Río Odeleite, un afluente del Guadiana portugués embalsado cerca del municipio de Castro Mari. Al ser visto desde arriba, el río otorga una estampa de un dragón en escorzo vertical. La imagen de Richards una larga cola que acaba en una cabeza reptiliana, que corresponde al ensanchamiento del embalse.

Esta imagen corresponde a una fotografía cercana del río, donde es posible apreciar los meandros del río.
Imagen: Fotografía cercana de los meandros del río

Debate en las redes sociales

La imagen de Richards dio mucho que hablar en redes sociales y otros medios digitales, hasta el punto de tener lugar su utilización como reclamo turístico por las administraciones regionales. Desde la publicación de la imagen de Richards en 2010 en su perfil en Flickr, numerosas personas han llegado a proponer utilizar la imagen en las camisetas de la selección de fútbol de Portugal.

El revuelo de la imagen de Richards fue tan alto en redes sociales, que incluso se llegó a dudar de su veracidad. Dependiendo del volumen de agua embalsada del río la figura del dragón se dibuja de forma más o menos nítida.

Esta imagen corresponde a una fotografía aérea del río tomada por Richards.
Imagen: Fotografía tomada por Richards del Río Odeleite

La realidad del paisaje que rodea al río

La belleza del río viene acompañada por la aridez del paisaje circundante. El interior del Algarve es una zona rica en vegetación, aunque la política forestal y el monocultivo de pinos y eucaliptos han alterado el terreno.

Además, la región sufre de numerosos incendios forestales que han arrasado con bosques de encinas y alcornoques y riberas umbrosas pobladas por especies endémicas. De esta forma, la forma del río sobresale del resto del paisaje de colores ocres y de tierra quemada.

Son muchas las personas que admiran la belleza del río, sin embargo no se presta la suficiente atención al paisaje destruido de alrededor. La estampa de esta tierra arrasada por el fuego, y el abandono rural es tan potente como la forma del río. A diferencia del río, la imagen de la tierra es real y se habla de erosión y pérdida de cobertura vegetal. Esto muestra una pérdida irreparable del paisaje que afecta a las poblaciones vecinas y es algo que ocurre actualmente en numerosos lugares del planeta Tierra.

Si te ha gustado este artículo sobre el Río Dragón Azul:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Medio ambiente aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *