FALACIA DE LA CORRELACIÓN COINCIDENTE: ¿TODO NACE DE LA SUCESIÓN CAUSA-EFECTO?

Esta expresión explica el error de asumir que dos hechos consecutivos tienen relación porque el segundo es consecuencia del primero

FALACIA DE LA CORRELACIÓN COINCIDENTE: ¿TODO NACE DE LA SUCESIÓN CAUSA-EFECTO?
FALACIA DE LA CORRELACIÓN COINCIDENTE: ¿TODO NACE DE LA SUCESIÓN CAUSA-EFECTO?// Pixabay

La expresión ‘Post hoc ergo propter hoc‘ también denominado la Falacia de la Correlación Coincidente, explica que si un acontecimiento sucede después de otro, el segundo es consecuencia del primero. Esto es un gran error porque la secuencia temporal es algo integral a la causalidad, pero la mentira reside en sacar una conclusión basándose solo en el orden de los acontecimientos y esto no es un indicador fiable para determinar una relación causa-efecto.

Es un fallo dar por hecha esta relación, dado que existen mínimo cuatro posibilidades:

  1. B puede ser la causa de A.
  2. Un tercer acontecimiento, desconocido, es la verdadera relación causa de la relación entre A y B.
  3. La relación entre ambos hechos es tan compleja que puede etiquetarse como coincidente.
  4. Por último, B puede ser la causa de A, al igual que, A es la causa de B.

Dicho de otra manera, no se puede sacar una conclusión de una posible relación causa-efecto tan solo teniendo en cuenta que A está correlacionada con B. Determinar la existencia de una relación causa-efecto requiere una investigación científica, pese a que en ciertos casos se asegure estadísticamente la relación entre A y B.

Otro fallo típico estableciendo las relaciones causa-efecto es al determinar la dirección de la causalidad. Solo si tenemos una causa común, y se tiene esa información, se puede llegar a establecer la estructura correcta.

Hans Reichenbach sugirió el Principio de Causa Común afirma que las correlaciones fuertes tienen explicaciones causales y que si no hay caminos causales que conecte ambos sucesos, entonces debe haber una causa común.

El filósofo David Hume defendió que cualquier tipo no puede llegar a percibirse, y, en cambio, solo puedes hacerlo con la correlación. Sin embargo, podemos usar el método científico para descartar falsas causas.

Si te ha gustado este artículo:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Ciencia aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *