El final de los roles de género en la publicidad

El Código de Autorregulación de la Publicidad Infantil de Juguetes aprobado en abril entra en vigor el 1 de diciembre. El Ministerio de Consumo, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) y Autocontrol firman esta nueva regla para acabar con el sexismo publicitario. Tras la publicación de este nuevo código se deja de lado los anuncios de muñecas o cocinitas exclusivamente en los brazos de una niña. ¿Es el final de los roles de género en la publicidad?

Anuncio en el supermercado Carrefour. Dividido en 2 partes; una azul con un niño con un coche de juguete  y el escrito de "con c de campeón; una rosa de una niña en una cocina de juguete y el escrito de "con c de cocinera".
Fuente:Bebés y más

Son miles los anuncios como estos. En este caso, nos encontramos con la promoción para el día 19 de agosto. Se hace una clara distinción con lo que “debe” jugar cada uno de los géneros y de esta manera crea unos estereotipos en la sociedad. A la niña le encanta el color rosa y cocinar, mientras el niño es un campeón que juega con coches. No solo promueve roles de género también, miles de problemas en nuestra sociedad y en la propio desarrollo de las futuras generaciones.

¿De qué trata este nuevo código?

El código deontológico mencionado anteriormente está compuesto de 64 normas que desde su publicación deben respetarse durante el desarrollo, ejecución y publicación de las distintas campañas. También cabe destacar que son los mensajes dirigidos a niños entre 0 y 7 años, ya que se les considera muy vulnerables a todo lo ajeno y que puede afectar a su desarrollo.

Entre lo destacable de esta nueva norma, se crean medidas para fomentar una imagen plural, igualitaria y libre de estereotipos. Por ello se prohiben las caracterizaciones de cualquier a tipo a alguno de los géneros, como es asociar los juguetes de cuidado doméstico a las niñas y los de deportes a los niños.

Fuera asociaciones de colores

Tanto en la publicidad como otros ámbitos de la vida los géneros se han separado por los colores, sobre todo en la infancia. Por ejemplo, son miles los catálogos de las jugueterías que separan las secciones con colores, asociando el azul al niño y el rosa a la niña.

Pictogramas en pantalla

Otro objetivo con la aprobación de este nuevo código deontológico es la difusión de una información veraz y comprensible.En los anuncios se deberán mostrar qué aptitudes desarrollará el menor con la utilización de dicho producto. De forma paralela, en cualquier promoción audiovisual deben estar presente los pictogramas con cuestiones relativas al precio o necesidades técnicas.

Gran papel de la población

La publicidad tiene un gran peso en la opinión pública y como hemos visto en el desarrollo y percepción de los menores, pero si se quiere acabar con los roles de género la población también debe implicarse. Para que las futuras generaciones se crien en un entorno libre e igualitario deberá ser su entorno y el resto del mundo los encargados de asegurarse de ello.

Para muchos padres es raro que sus hijos quieran jugar con muñecas y no con coches, e incluso les obligan a que jueguen con “lo que deberían jugar”. Se echa a la borda la libertad de los niños e incluso su creatividad. ¡Son juguetes y son niños!

Si te ha gustado este artículo sobre los roles de género en la publicidad:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Cultura aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *