GRANDES MAMÍFEROS DE ESPAÑA

España presenta una fauna bastante variada y una gran variedad de grandes mamíferos. Esto es debido a la posición geográfica de la península ibérica, ya que se sitúa entre el Atlántico y el Mediterráneo, entre África y Eurasia. Por lo tanto, esto genera gran diversidad de hábitats y biotopos gracias a sus regiones bien diferenciadas, con diversos climas diferentes. Además, España alberga el mayor número de vertebrados de Europa, 570 especies.

En esta imagen vemos un lobo ibérico, uno de los mayores mamíferos carnívoros de España. Tiene los ojos de un color amarillento, un hocico ancho y alargado y un pelaje marrón.
Imagen: Lobo ibérico (Canis lupus signatus).

España cuenta además con algunas especies autóctonas que se han extendido por el mundo. Un ejemplo de esto es el conejo (Oryctolagus cuniculus), una de las especies más características de España en la Antigüedad y que se ha ido expandiendo esencialmente por Europa y otras partes del mundo. No obstante, hay una serie de grandes mamíferos que destacan en España, entre los que se encuentra el lince ibérico (Lynx pardinus).

Herbívoros

Entre los herbívoros de España, se encuentra el jabalí (Sus scrofa), que habita en gran parte de Eurasia y el norte de África. Además, esta especie ha sido introducida en América y Oceanía, lo que le ha llevado a ser incluido en la lista “100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo”. Pueden llegar a medir 160 cm y pesar 145 kg. Se caracterizan por tener una mala vista, pero un gran olfato que les permite detectar alimento o incluso enemigos a más de 100 metros de distancia.

El gamo europeo es uno de los grandes mamíferos de España. Es de la familia Cervidae, y es de un tamaño un poco menor que la mayoria de la familia. Presenta grandes astas palmeadas y un pelaje anaranjado con manchas blancas.
Imagen: Gamo europeo (Dama dama).

Por otra parte están los corzos (Capreolus capreolus), el ciervo común (Cervus elaphus) y los gamos europeos (Dama dama), miembros de la familia Cervidae. Los corzos se encuentran por gran parte de Eurasia, siendo el cérvido más pequeño de la región. Los machos presentan cuernos pequeños que mudan cada año. Los ciervos se distribuyen por gran parte de Europa y algo de Asia. Son de gran tamaño, solo superados por el alce y el uapití. Además, presentan gran dimorfismo sexual, ya que las hembras son más pequeñas y no presentan cuernos. Los gamos son típicos de Europa. Son de pequeño tamaño y presentan grandes astas palmeadas.

Familia Bovidae

Destacan cuatro especies que pertenecen a la familia Bovidae. El arruí (Ammotragus lervia) es una especie nativa del Sáhara y el Magreb, que se encuentra en las sierras altas de Murcia y la Comunidad Valenciana. No obstante, esta especie fue introducida en España en 1970, y desde entonces se han ido adaptando. La cabra montés o íbice ibérico (Capra pyrenaica) se encuentra repartida por las zonas montañosas de España y del norte de Portugal. Esta especie presenta un gran dimorfismo sexual, las hembras son bastante más pequeñas que los machos, y los cuernos de estos suelen ser tres veces más grandes.

En esta imagen vemos un íbice ibérico. Tiene grandes cuernos con rayas en horizontal, un pelaje marrón,
Imagen: Íbice ibérico (Capra pyrenaica).

El muflón europeo (Ovis orientalis musimon) se encuentra principalmente en el centro de Europa, pero se encuentran en algunas zonas montañosas de España, principalmente del sur y el este. Sin embargo, esta especie constituye una amenaza grave para las especies autóctonas, hábitats y ecosistemas, por lo que ha sido incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. El rebeco pirenaico (Rupicabra pyreanica) habita sobretodo en las zonas montañosas de los Pirineos. Son de menor tamaño, pero algo más esbeltas, con cuernos en forma de gancho algo más gruesos en los machos.

Carnívoros

Entre los grandes mamíferos carnívoros de España, se encuentra el lobo ibérico (Canis lupus signatus), una especie endémica de la Península Ibérica que habita principalmente por la zona centro-norte de la Península. Es un lobo de tamaño medio que tiende a vivir en manadas de entre cinco y diez miembros. Es un carnívoro depredador, que se alimenta principalmente de presas de caza, así como grandes herbívoros y mamíferos más pequeños como conejos. Su gran sentido del olfato y su visión nictálope le permiten cazar de noche.

El oso pardo (Ursus arctos) es propio de los bosques de Eurasia y Norteamérica. Pueden llegar a medir hasta casi 3 metros y pesar casi 700 kg. Realmente son omnívoros, ya que en primavera y otoño se alimentan principalmente de plantas e incluso de panales de abejas. Sin embargo, frente a lo que se cree, los osos no aman la miel, comen panales por las propias larvas de las abejas. Por otro lado, durante el periodo de remonte de los salmones, estos se convierten en su principal alimento, mientras que otros individuos se especializan en cazar grandes presas como ciervos.

En esta imagen vemos un lince ibérico, de pelaje marrón anaranjado, manchas negras, cola corta, orejas prominentes y patas largas.
Imagen: Lince ibérico (Lynx pardinus).

El lince ibérico (Lynx pardinus) es endémico de la península ibérica, pero se encuentra en peligro de extinción y recuperación tras haberse encontrado en peligro crítico. En 2002 había unos 94 ejemplares, pero las labores de recuperación aumentaron la población a 686 en libertad en el 2018. Es un felino ágil y sigiloso, de patas largas y cola corta, cuya dieta se basa casi en un 90% en conejos. El lince ibérico es un animal solitario, nómada y territorial que habita el bosque y matorral mediterráneo en zonas muy protegidas para su preservación.

Si te ha gustado este artículo los grandes mamíferos de España:

  • Puedes acceder a más de la misma categoría aquí
  • Visita nuestro perfil de Instagram haciendo clic aquí.
  • También puedes acceder a nuestra página de twitter, donde te mantendremos al día de todas nuestras publicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.