LOS HONGOS PUEDEN ‘HABLAR’ COMO LOS HUMANOS

Un estudio en Reino Unido reveló que los hongos se comunican entre sí mediante un lenguaje particular. Se trata de la emisión de señales eléctricas que podrían servirles para comunicarse, durante la investigación se exploró la forma de traducir los picos de esas señales eléctricas en una especie de lenguaje.

hongos en su medio natural
Hongos en su medio natural.

La red de comunicación de los hongos

En el estudio publicado en la revista Royal Society Open Science, Adamatzsky registró la actividad eléctrica generada por los hongos fantasmas, con la ayuda de electrodos diferenciales insertados en un sustrato colonizado por el micelio, es decir, los filamentos fúngicos.

También se colocaron los electrodos de forma directa en los esporocarpos, también llamados como cuerpos fructíferos de los hongos, donde se forman las esporas. El científico analizó los registros obtenidos y descubrió que los picos de las señales eléctricas se agrupaban en unos conjuntos, conocidos como trenes, que son parecidos a las neuronas del sistema nervioso humano.

Adamatzsky determinó que los hongos pueden tener un vocabulario de hasta 50 ‘palabras’, aunque habitualmente solo usan entre 15 y 20.

Del mismo modo que las plantas cuentan con raíces que les ayudan a absorber nutrientes del suelo, los hongos tienen algo conocido como cordón micelar. Este es un conjunto de filamentos que les ayudan a invadir las raíces y la madera de los árboles; así como a acceder a lugares alejados en busca de recursos.

Andrew Adamatzsky reconoció que es necesario estudiar en un futuro las variaciones del lenguaje en otras especies, así como realizar una interpretación de la gramática fúngica, además de reconsiderar el tipo de codificación empleada por los hongos.

Un nuevo lenguaje 

Es curioso, porque del mismo modo que un alemán no habla igual que un español, o que incluso dentro de España en algunas comunidades se comen algunas letras, los hongos componían frases muy diferentes según su especie. Los hongos branquiales, por ejemplo, eran los que componían las oraciones más complejas.

¿Pero qué están diciendo? Eso sigue siendo un misterio, aunque los investigadores creen que este lenguaje de los hongos podría servirles para alertar sobre posibles peligros o advertir de cambios en los recursos del medio. Por supuesto, no es algo consciente; pero, por ejemplo, estas respuestas podrían verse disparadas por cambios en la composición química del suelo.

En definitiva, hablar o no de lenguaje depende en parte del prisma a través del que se mire. Pero, sea como sea, lo que estos científicos han hecho resulta curioso para todos.

Si te ha gustado este artículo sobre que los hongos pueden ‘hablar’ como lo humanos:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Biodiveridad  aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *