IMPACTO DEL BITCOIN

¿Qué es el Bitcoin?

Bitcoin es una moneda creada en 2009 por una persona desconocida usando el alias Satoshi Nakamoto. Las transacciones se realizan sin intermediarios. El bitcoin no se puede usar físicamente, es una moneda digital. Y está descentralizada, lo que significa que no está controlada por ningún banco o gobierno.

Los bitcoins se pueden utilizar para comprar mercancías de forma anónima. Además, los pagos internacionales son fáciles y baratos por el hecho de que no están vinculados a ningún país ni están sujetos a regulación.

Monedas bitcoins
Imagen de monedas de Bitcoins.

Impacto ambiental

Aunque no lo parezca, la minería de criptomonedas, como los bitcoins, tiene un impacto en el medio ambiente, ya que consume mucha energía. Esta se produce con combustibles fósiles como el carbón, el petróleo o el gas, que son altamente contaminantes y dejan su huella de carbono. Los recursos que se emplean para la obtención de energía depende del mix energético que tenga cada país. No directamente del Bitcoin. Las granjas ilegales de criptomonedas se instalan en ciudades donde la electricidad es barata. También suelen buscarse climas gélidos para enfriar los equipos de manera más económica y rápida.

El Bitcoin depende de los ordenadores, y estos de la electricidad para existir. El número de ordenadores y la energía necesaria para alimentarlos está aumentando: el valor creciente del Bitcoin está directamente ligado a la cantidad de energía que utiliza.

Las máquinas dedicadas a “minar” o extraer bitcoins, son computadoras especializadas que se conectan a la red de criptomonedas. Su trabajo es verificar las transacciones realizadas por las personas que envían o reciben la divisa. En un proceso que implica resolver complejos acertijos matemáticos.

máquinas que generan el impacto del bitcoin
Imagen de los ordenadores que se dedican a “minar”.

Por lo general la recompensa a todo ese trabajo es baja y solo obtienen pequeñas cantidades de bitcoin. Es por eso que la única manera de hacer rentable la “minería” es hacerlo a gran escala, con un enorme consumo de energía eléctrica. Las computadoras trabajan 24 horas todos los días.

Si el bitcoin fuera un país, consumiría más electricidad al año que Finlandia, Suiza o Argentina. De hecho, si la minería de Bitcoin fuese un país sería el séptimo en consumo. En cuanto a consumo, China lidera de lejos, seguida de EEUU que emplea casi el doble. Muy por detrás están Alemania, México y España. En sexto lugar, también si fuese un país, están todos los centros de datos del mundo combinados, y luego la minería bitcoin.

Al final, el minado de criptomonedas como el Bitcoin tienen un gran impacto en el medio ambiente por muchos factores, entre los que se incluyen el consumo y producción de electricidad, el consumo de hardware necesario para el minado, el efecto invernadero que generan los aires acondicionados necesarios para refrigerar las granjas y el calor que generan los componentes.

¿Cuánto le queda al Bitcoin?

Satoshi trabajó en el código fuente de la aplicación de referencia junto a otros desarrolladores voluntarios hasta diciembre de 2010, momento en el que decidió concluir su actividad pública.

El bitcoin se acabará en unos años, puesto que el sistema ha sido diseñado de tal manera que los acertijos matemáticos que resuelven las computadoras llegarán a su fin. Según los expertos el proceso ya se completó en un 88%, lo que hace pensar que en pocos años se acabará la creación de nuevos bitcoins y su valor aumentará desmesuradamente.

Si te ha gustado este artículo sobre el impacto del bitcoin:

  • Puedes acceder a más de la misma categoría aquí.
  • No olvides comentar y debatir en el Foro de Divulgación y Ciencia.
  • También puedes acceder a nuestro Twitter donde te mantendremos al día de todas nuestras publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.