LA IRIDISCENCIA: UNA FIESTA DE COLORES

El mundo está lleno de colores, pero no siempre por la razón de “darle color a la vida”. Muchos animales utilizan los colores por diversas razones, y todos concluyen con la idea de que es para sorprender. El nombre para estas obras de arte se llama iridiscencia.

¿Qué es la iridiscencia?

La iridiscencia es un fenómeno óptico, donde la luz juega un papel muy importante.

Burbujas de diferentes tamaños donde, cada una de ellas, tiene diferentes colores. Las que están más en la parte superior son más azules, mientras que las que están en la parte inferior son más moradas.
Burbujas llevabas por el viento.

Tal y como se puede observar en la imagen, las burbujas tienen diferentes colores, y no porque cada una haya decidido tener ese color. Dependiendo de la luz que le llegue, cada burbuja se verá de un color diferente.

¿Y si cambiamos de posición y las queremos ver desde otra perspectiva? Pues se verán otros colores. ¿Por qué? Porque desde nuestro punto de vista alcanzan diferentes longitudes de onda de la luz.

¿Para qué sirve?

La iridiscencia tiene variadas funciones, pero a groso modo estos ejemplos de especies que se mencionan a continuación dejan clara su utilidad. El ejemplo más típico es el del pavo real. Su cola es muy colorida, y se aprovecha de ello.

Pavo real macho mirando a la derecha. Su cola está abierta, y el color protagonista es el verde. Al final de cada cola de cola pluma termina en una circunferencia amarilla con círculos azulados dentro.
Pavo real macho con su cola abierta.

Cuando se acerca la época de celo, el macho se acerca a la hembra y abre su cola delante de ella. Como es un gran abanico, allá donde mire la hembra se verán colores vivos.

¿Y el ser tan colorido no supone también atención para los posibles depredadores? Efectivamente, es por ello que el pavo real está poniendo en peligro su vida con tal de reproducirse.

Otra funcionalidad que tiene este fenómeno óptico es el de camuflarse ante posibles depredadores. Un gran ejemplo de ello es el escarabajo joya.

Escarabajo verde brillante posado en una hoja.
Escarabajo joya posado en una hoja.

Karin Kjernsmo, doctora en la Facultad de Ciencias biológicas de la Universidad de Bristol, explicó que estos escarabajos se pueden ver perfectamente en exposición. Pero al estar en un medio natural, la luz que se proyecta sobre ellos es diferente, haciendo que sean más difíciles de detectar entre las hojas. Junto con su equipo, descubrieron que esquivaban más ataques de sus depredadores que los escarabajos sin iridiscencia.

Se puede concluir que cada especie que tiene iridiscencia va a usar esta cualidad para comunicarse con su entorno. Este campo de investigación, hace unos pocos años, no llamaba mucho la atención. Pero al descubrirse que la iridiscencia era una nueva forma de comunicarse, despertó en los investigadores mucha curiosidad por saber más sobre ello.

¿Se os ocurren más técnicas de animales iridiscentes?

Si te ha gustado este artículo sobre la iridiscencia:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Ciencia aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *