La COP27: Todo lo que se ha discutido a lo largo de las dos semanas

La cumbre del clima toma lugar en África, el continente más azotado por el efecto invernadero pese a que solo emite un 3% de los gases contaminantes

Zona Verde de la Cumbre climática COP27. Rosa Soto, Agencia EFE

El 6 de noviembre dio el pistoletazo de salida la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas, una serie de reuniones en la que multitud de líderes políticos se congregan con el objetivo de debatir sobre la crisis climática que azota el globo durante las últimas décadas. La ciudad seleccionada para reunir la conferencia fue Sharm el Sheikh, en Egipto. La elección de la sede suscitó no pocas críticas, destacando la de la activista sueca Greta Thunberg, ya que se trata de la capital turística de lujo en Egipto, con una inmensa cantidad de campos de golf y piscinas en un país que destaca por su escasez de agua. El presidente egipcio, Abdelfatah El-Sisi, ya alertó el pasado noviembre que el país se encontraba en una etapa de “insuficiencia hídrica”

Se trata de la vigésimo séptima edición de las Cumbres del clima y se encuentra especialmente marcada por la insuficiencia energética que ha suscitado el conflicto entre Rusia y Ucrania. Se estima que durante los doce días que dura la convención alrededor de 40000 personas de distinta índole asistan a las reuniones o los pabellones que se han habilitado.

España y su importante propuesta

Al poco de comenzar la cumbre ya se firmó el primero de los acuerdos, en los que España fue uno de los protagonistas. Pedro Sánchez, junto al presidente de Senegal, Macky Sall, presentó un plan contra la sequía extrema. El plan consiste en recoger todas las iniciativas tomadas desde todos los niveles (nacional, internacional, regional…) para preparar a las poblaciones de todo el mundo contra casos de sequía extrema. A esta ya se han unido 30 países y un total de 20 organizaciones internacionales. La iniciativa, bautizada como Alianza internacional para la Resiliencia ante la Sequía, se ha presentado como un pacto independiente al evento principal.

Pese la intención, llama sobre todo la atención las críticas del enviado de Greenpeace, Pedro Zorrilla. El organismo ha afirmado que la iniciativa no es sino “un anuncio a la galería para tener perfil internacional” y exige a España que tome las responsabilidades que le corresponde: reducir en un 55% la emisión de combustibles fósiles para 2030 con respecto 1990.

Otros hechos de interés

Destacable es el elevado número de “lobistas” (representante de un lobby) de magnates de los combustibles fósiles en esta convención. 636 en esta convención, 133 más que en la última convención, ocurrida en Glasgow. Junto a ellos, destaca la inclusión de la primera enviada de la juventud, la egipcia Omnia el Omrani. Ella, una joven de 27 años elegida por el propio consejo de presidencia de la COP, señaló que “Todo necesita cambios radicales y la juventud es más propensa a ello”, mientras reclamaba que los jóvenes merecen un asiento en la mesa de negociación del clima.

Por otro lado, el pasado 11 de noviembre el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, defendió la lucha de los Estados Unidos contra el cambio climático, a la vez que alentaba al resto de naciones a hacer lo mismo. En el mismo discurso, Joe Biden se disculpó debido a las acciones del anterior presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante cuyo gobierno el país salió del Acuerdo de París. Pese a sus afirmaciones, no ha estado exento de críticas, especialmente de los países más damnificados por la crisis climática, exigiéndole mayor firmeza y “una posición de liderazgo”. Además, una reciente clasificación ha revelado que Estados Unidos, junto a China (quienes emiten el 45% de los gases de efecto invernadero), se sitúan como dos de los países con las medidas medioambientales más laxas.

A escasos días del final de la cumbre, muy pocos temas se han colocado sobre la mesa. Pocas (o directamente, ninguna) propuestas se han debatido y muchos de los líderes de las naciones más dañinas para el medio ambiente se llenan la boca con palabras vanas. Mientras, los jóvenes, quienes sufrirán la mayoría de los efectos provocará la crisis medioambiental, ya no se creen el falso relato de la buena voluntad.

Ante el fracaso de esta cumbre del clima, se tienen esperanzas en el próximo años. La COP28 se celebrará en Dubai, capital de los Emiratos Árabes Unidos, desde el 6 al 17 de noviembre de 2023.

Si te ha gustado este artículo sobre la cumbre del clima:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Internacional aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *