EL PULMÓN DEL PLANETA AL BORDE DEL COLAPSO

Robert Walkeren, profesor de la Universidad de Florida, afirma que para 2064 la selva del Amazonas será una sabana.  El experto considera que este paraje natural, uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo, podría convertirse en una llanura seca.

La imagen muestra una de las orillas del Amazonas. En ella observamos la abundante vegetación presente en la cuenca del río.
Abundante vegetación a lo largo de las riberas del Amazonas BBC

Para los investigadores, la Amazonía está perdiendo su capacidad de retener y absorber dióxido de carbono. La selva vive un proceso de muerte masiva de árboles, lo que reduce esta función vital que hoy en día realiza en el planeta.

Se calcula que la cuenca del Amazonas contiene entre 90 y 140 toneladas de carbón, lo que evita que este pase a la atmósfera y mantiene así una temperatura estable en el planeta. Sin embargo, los últimos estudios muestran que ciertas partes del Amazonas emiten una mayor cantidad de dióxido de carbono que la que pueden absorber del aire.

A su vez, los datos extraídos a través de satélites a lo largo de las décadas confirman que los árboles cada vez se encuentran en peores condiciones de salud. Los datos muestran que una quinta parte del bosque ya se ha perdido.

Las causas

Las principales causas de esta perdida son la deforestación y el cambio climático. Los ecologistas acusan a Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, de permitir un aumento en la deforestación.

Detrás de la deforestación se encuentra la industria cárnica brasileña. Los ganaderos talan los árboles para poder plantar pasto para alimentar ganado. En muchas ocasiones se producen incendios “accidentales”, tras los cuales, las industrias cárnicas usan la tierra para la producción ganadera.

La imagen muestra los árboles talados de forma ilegal en la selva del Amazonas.
Efectos de la deforestación en el Amazonas El País

Solo en enero de 2022 se han talado más árboles que en todo el año 2021. Se calcula que 430 kilómetros cuadrados de bosque han sucumbido bajo las garras de la deforestación, un área siete veces el tamaño de Central Park.

La cuenca hidrográfica del Amazonas ocupa un espacio de 6,9 millones de kilómetros cuadrados, el doble del tamaño de la India. El cambio climático, a su vez, ha provocado un aumento en las sequías. En los últimos cinco años, las sequías se han vuelto más largas y agudas.

La sequía ha producido signos de perdida de resistencia en más del 75% de los árboles de la selva. Con árboles incapaces de resistir a estos efectos.

Estas sequías afectan de forma directa a las más de 30 millones de personas que viven a lo largo de la cuenca del Amazonas. Los principales líderes indígenas solicitan a la comunidad internacional que actúe frente a la deforestación. Muchas de estas personas son miembros de tribus milenarias, que sobreviven gracias al bosque. A su vez, pueblos como los Piripkura se enfrentan a la extinción por culpa de la tala ilegal.

Las reacciones

Los científicos muestran su preocupación ante esta situación, e insisten en la importancia de actuar ahora, ya que creen que en unos años podría ser demasiado tarde para ello.

Aunque todavía los expertos no saben cuando llegará ese punto crítico de no retorno, afirman que las consecuencias serán gravísimas, y alertan de que es cuestión de décadas para que veamos la selva amazónica convertida en un páramo sin vida.

Durante la cumbre COP26 celebrada en Glasgow, más de 100 naciones mostraron su compromiso de luchar contra la deforestación. Entre los líderes que se posicionaron a favor de parar esta catástrofe, se encontraba Jair Bolsonaro. Sin embargo, los últimos datos muestran un aumento, y el presidente brasileño no ha realizado ninguna de las medidas impuestas en esta cumbre.

Si te ha gustado este artículo sobre la selva del Amazonas:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Medio ambiente aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.