LOS POZOS ILEGALES COMPROMETEN EL FUTURO DE DOÑANA

La nueva propuesta de ley del Gobierno Andaluz buscaría regularizar la situación de los pozos ilegales presentes en Doñana. La Unesco ya alertó hace dos años del peligro que pueden suponer estas prácticas para la integridad de las marismas del parque.

Se observa a través de una vaya, una balsa de agua creada por un pozo ilegal. En el fondo vemos una dehesa típica de Doñana.
Balsa de agua producto de un pozo ilegal dentro del Parque Natural de Doñana El País

El Parque Nacional de Doñana es uno de los parajes con mayor diversidad de Europa. Entre su flora se encuentran más de 1300 especies de plantas, algunas de ellas, como el Onopordum hinojense, son visibles únicamente en enclaves muy reducidos del parque. En cuanto a la fauna, Doñana es el hogar de más de 400 especies de aves, 50 de mamíferos, 25 de reptiles, 11 de anfibios y 70 de peces. Algunas de estas especies como la tortuga mora o el águila imperial se encuentran amenazadas a nivel planetario.

La marisma cubre 27.000 ha, lo que la convierte en el mayor ecosistema del parque. Esta zona sirve de lugar de paso y de cría para los miles de aves migratorias que cada año viajan al continente europeo. Por ello, el mantenimiento de los humedales resulta de gran importancia para la supervivencia de estas especies.

Los humedales se nutren mayoritariamente de los arroyos y de la lluvia, por lo que presenta una estacionalidad muy marcada. Los acuíferos proporcionan agua a la marisma, lo que mantiene el ecosistema.

Observamos una granja ilegal de fresas en mitad de la dehesa de Doñana.
Cultivos ilegales dentro del entorno de Doñana EFE

Regadío ilegal

Tan solo en las últimas cuatro décadas, España ha perdido el 60% del agua de sus humedales y lagos. Muchos de estos humedales dependen de forma directa del agua subterránea. Según SEO/Birdlife, el 90% de las lagunas españolas se encuentran en peligro, de las cuales, Doñana supone el 28% de este hábitat.

Según WWF, en Doñana existen más de 3000 ha de cultivos ilegales, principalmente de fresas, que son nutridos por más de 1000 pozos clandestinos. Estas prácticas ponen en peligro los acuíferos que nutren la marisma.

La propuesta de ley presentada por el Gobierno Andaluz supondría la amnistía y regularización de más de 1.400 ha de regadío en el entorno de Doñana. Organismos internacionales como el Tribunal de Justicia de la UE, la Comisión Europea o la Unesco ya se han mostrado en contra de esta ley y solicitan al Gobierno Español el cierre de estos cultivos ilegales.

La Unesco lleva pidiendo a España el cierre de estas fincas y de los pozos clandestinos desde que Doñana fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1994.

Ahora el gobierno tiene hasta el próximo 1 de diciembre para proporcionar un informe que analice la situación de este paraje natural. De no ser así, Doñana podría ser incluida dentro de la lista de patrimonios naturales en peligro.

Si te ha gustado este artículo sobre Doñana:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Medio ambiente aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.