PARQUE NACIONAL DE SIERRA DE GUADARRAMA

El parque se localiza en la parte oriental del Sistema Central y se extiende por las cumbres de la Sierra de Guadarrama, ocupando una superficie de 33.960 hectareas, de las cuales una parte corresponde a la Comunidad Autónoma de Madrid y el resto pertenece a Segovia, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León. El pico Peñalara, con sus 2.428 m.s.n.m., es la cima de mayor altitud, y junto con otras cuatro cumbres aledañas, de más de 2.271 m, conforma la cresta del llamativo Macizo de Peñalara, que se prolonga desde el Puerto de Los Cotos, en dirección N-NE, hasta el Collado del Camino del Nevero.

Imagen de la Sierra de Guadarrama. Fuente: Sierra de Guadarrama

Flora del parque de Sierra de Guadarrama

Desde un punto de vista cuantitativo en el Parque Nacional encontraremos más de 1.000 especies vegetales. De las que 114 se pueden considerar de interés y 83 como endemismos. En la Lista Roja de la flora vascular española se incluyen en diferentes categorías Erysimum humile subsp penyalarense, Licopodiella inundata, Ranunculus valdesii y Utricularia minor. Otras muchas se encuentran incluidas en diferentes catálogos nacionales o autonómicos.

Desde las zonas más bajas del Parque, hasta la cumbre de Peñalara, podemos encontrar encinares, estepares, robledales, pinares, bosques de galería, piornales y enebrales rastreros. También, pastizales de altura, prados húmedos y cervunales, pequeñas manchas de abedul o tejo y muchas más especies vegetales. Sobre todo se destacan las más de 50 hectáreas de acebo bajo cubierta de pino silvestre situadas en una de las márgenes del rio Acebeda.

Fauna

La fauna vertebrada se encuentra representada por 255 taxones de los que 148 son aves. La mayor parte de ellas propias de las cumbres montañosas como el acentor alpino o el común, la collalba gris, el pechiazul o el roquero rojo. También encontramos algunas de las especies de aves más amenazadas de la península como el buitre negro, el águila imperial y la cigüeña negra. El barbo comizo o la trucha común son parte de las 14 especies de peces. La rana patilarga o el sapillo pintojo pueden representar a los 36 anfibios y reptiles presentes en este espacio. Son más de 58 especies de mamíferos las presentes en el Parque entre las que están presentes cabras monteses, nutrias y gran variedad de murciélagos.

La fauna invertebrada es muy diversa y la tarea de revisar sus censos es un objetivo prioritario para el parque. Algunas especies de mariposas tan extraordinarios como la Graellsia o la Apolo pueden llegar a ser, por su belleza y singularidad, el icono del parque. Son más de 74 los taxones presentes con algún tipo de protección a nivel nacional o europeo.

Geomorfología

En el Parque Nacional además de flora, fauna y paisajes destacan la representación de fenómenos geológicos singulares. El berrocal denominado “La Pedriza del Manzanares” es el reino del granito y de sus formas caprichosas, modeladas por las distintas formas de erosión debidas al periglaciarismo, al agua, al viento o a la descomposición química de la roca. Estas formas son únicas en la península. También destaca el macizo de Peñalara por sus formaciones glaciares siendo estas las más importantes y mejor conservadas formas de modelado glaciar del Guadarrama: morrenas, paredes de circo, cubetas, lagunas, etc. A ellas se unen las formas debidas a la intensa actividad periglaciar que se inició tras la etapa final del glaciarismo.

Si te ha gustado este artículo:

  • Puedes acceder a más de la misma categoría aquí
  • ¡También puedes comentar el artículo en el foro
  • También puedes acceder a nuestra página de facebook, donde te mantendremos al día de todas nuestras publicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.