PLANARIAS: SERES INMORTALES

“No importa la manera en la que corte estos animales, podría casi decirse que son inmortales bajo el filo del cuchillo.”

John Graham Dalyell, naturalista escocés. 1814.

A menudo se encuentran las cosas más extraordinarias en lo simple. Así pasa con estos pequeños seres con apariencia de espíritus o fantasmas. Se deslizan por el fondo, bajo el agua, buscando a sus presas intentado pasar desapercibidos. ¿Qué son estos gusanos? ¿Esconden los secretos de la inmortalidad?

Imagen: Dugesia, un gusano plano sobre un fondo negro. Parece un pequeño fantasma con su cuerpo blanquecino alargado y sus dos ojos.
Dugesia subtentaculata. Autor: Eduard Solà

El más simple de los gusanos

Las planarias o, calcando al inglés, los gusanos planos, se tratan de platelmintos. Los platelmintos son un grupo de animales muy simples, que incluye desde las planarias hasta sus temibles primas: las tenias.

No poseen cavidades internas más allá del tubo digestivo, el cual carece de ano. Por lo tanto, una vez han ingerido algo, se digiere y es expulsado por la boca. Así, en comparación, una lombriz de tierra parece una forma de vida mucho más compleja que los gusanos planos, ya que esta sí que posee una cavidad interna y un sistema digestivo con ano.

De todas las formas y colores

No todos los platelmintos requieren una lupa para verlos en detalle. Se trata de un grupo muy diversificado: en zonas húmedas se encuentran patrullando el suelo, otros se alojan en fondos marinos y algunos grupos en el interior de otros animales actuando como parásitos.

Imagen: Gusano plano marino sobre un suelo con corales. Su aspecto es negro, con bordes con volantes anaranjados. No se distinguen los ojos.
Pseudobiceros splendidus. Origen: iNaturalist. Autor: Sylvain Le Bris

Pero… ¿son inmortales o no?

Depende de lo que llamemos inmortal. Indudablemente, debido a su tamaño son solo un eslabón más de las cadenas tróficas y acaban siendo devorados por otros, controlándose así sus poblaciones.

Su “inmortalidad” se basa en una increíble capacidad de autoregeneración: si partimos una planaria en tres trozos, bajo las condiciones adecuadas, obtendremos otras tres planarias. Esto no es algo extraordinario para ellas ya que si tienen la comida suficiente, se estiran por sí solas y se parten en dos para dar lugar a más planarias.

Lo consiguen gracias a que en sus cuerpos hay lo que podríamos considerar células madre capaces de regenerar cualquier parte del animal: los neoblastos.

Estas proezas han avivado el interés de los científicos en los últimos siglos. Son muchos los estudios que se han realizado sobre su regeneración, encaminados a buscar vías para ralentizar el envejecimiento y también para usarlo en otras aplicaciones médicas.

Nos sirvan para mantenernos jóvenes o no, sin duda son criaturas de lo más curiosas. Ponen de manifiesto cómo hasta lo más aparentemente simple de nuestro planeta, esconde importantes secretos esperando a ser estudiados.

Si te ha gustado este artículo sobre las inmortales planarias:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Ciencia aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *