LA PLANTA QUE VIVE MÁS DE 2000 AÑOS

La Welwitschia mirabilis es endémica del desierto de Nambia y está considerada como un fósil viviente. Descubierta en 1859 por el botánico austríaco Friedrich Welwitsch.

Welwitschia mirabilis
Welwitschia mirabilis//Fuente: GBIF

Características

Lo más significativo es su longevidad, ya que puede llegar a vivir más de 2.000 años. Solo tiene dos largas hojas, que no dejan de crecer durante toda la vida de la planta y llegan a alcanzar los 15 metros. Para protegerse del sol en las calurosas zonas donde habita, la Welwitschia mirabilis emplea sus largas hojas, que de hecho son las más largas del reino vegetal. La superficie de estas estructuras cubre a la planta y le permite así vivir a temperaturas tan elevadas como 65° centígrados. Además, mantienen frío y húmedo el suelo donde crece.

Con los años, su grueso tronco se expande hasta formar un disco cóncavo de alrededor de un metro del que brotan sistemas ramificados que contienen polen y semillas. Estos brotes se elevan sobre las hojas. Por lo general, solo una semilla llega a desarrollarse dentro de cada cono y es esparcida por el viento.

Curiosidades

  • Aunque puede vivir más de 2.000 años se cree que algunas de las plantas más grandes pudieran tener más de 3.000 años, cuyas hojas no habrían dejado de crecer desde el comienzo de la Edad del Hierro.
  • Se considera una de las especies vegetales más raras del mundo. Parece un pulpo y, según un estudio publicado recientemente en la revista Nature Communications, los investigadores han descubierto algunos de sus secretos genéticos, que parecen estar relacionados con su peculiar entorno ambiental.
  • Hace aproximadamente 86 millones de años, después de un error en la división celular, todo el genoma de la Welwitschia se duplicó durante una época de mayor aridez y sequía prolongada en la región.
Welwitschia mirabilis
Welwitschia mirabilis//Fuente: GBIF

¿La podemos tener en nuestro jardín?

Según cactus.com, para tener una Welwitschia mirabilis en condiciones hay que plantarla en una maceta grande y profunda con sustrato que drene muy bien. De hecho, es muy recomendable usar simplemente pómice solo o mezclado con arena de río lavada. Además, hay que regar poco: una vez cada 10-15 días en verano y de forma mensual el resto del año.

Sin embargo, de nada servirá tenerla en el mejor sustrato si el clima no acompaña. La temperatura máxima puede ser de 40º C sin problema, pero la mínima no debe de bajar de los 0º. En el caso de que lo haga, tendremos que protegerla en un invernadero con calefacción. No es, por tanto, una planta demasiado apta para cualquier clima.

Si te ha gustado este artículo:

  • Puedes acceder a más de la misma categoría aquí
  • Visita nuestro perfil de Instagram haciendo clic aquí.
  • También puedes acceder a nuestra página de twitter, donde te mantendremos al día de todas nuestras publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.