PLÁSTICOS Y OTROS OBJETIVOS DE LA NUEVA LEY DE RESIDUOS EN ESPAÑA

La nueva normativa adapta con retraso la directiva europea sobre residuos y plásticos de un solo uso con el fin de alcanzar los objetivos fijados en Bruselas. España se encuentra actualmente retrasado respecto a los objetivos y exigencias europeas en materia de residuos. Sin embargo, España se encamina en el cumplimiento de las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar, mediante la aprobación de la nueva Ley de Residuos. En abril de 2022, el Congreso de los Diputados dio el visto bueno a la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados. Esta nueva ley corresponde a la Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular.

Esta imagen muestra un conjunto de botellas de plástico acumuladas en el campo.
Imagen: Conjunto de plásticos de uso cotidiano

Para luchar contra el uso desmedido de plásticos, la Eurocámara pidió que, a partir de 2021, la venta de plásticos de un solo uso quedase prohibida. Sin embargo, España no ha aprobado esta nueva Ley de Residuos hasta ahora.

Entre los objetivos marcados para 2020, los países de la UE debían prohibir determinados productos de plástico de un solo uso y reciclar un 50% de sus residuos. Esta cifra aumenta hasta un 60% para 2030 y 65% para 2035. Sin embargo, según datos de Eurostat, España se quedó en un 36% en 2020.

Con la nueva Ley de Residuos, se pondrán en marcha dos impuestos verdes: Sobre el uso de plásticos de un solo uso y por otro lado, se gravará los residuos depositados en vertederos. El objetivo es reducir en nuestro país un 15% la generación de residuos para el año 2030 respecto a los niveles de 2010.

¿Prohibición de plásticos de un solo uso con la nueva Ley de Residuos?

Con esta nueva Ley de Residuos, en España no se podrá comercializar bastoncillos de algodón que contengan plástico, además de platos de un solo uso, pajitas o recipientes hechos de poliestireno expandido. La normativa también prohíbe los microplásticos en productos de limpieza o cosméticos.

Además, otros residuos de plástico deberán ser reducidos, como vasos y recipientes para alimentos destinados a consumo inmediato. Además, los fabricantes deben indicar aquellos productos que contengan plásticos con mayor impacto ambiental, como es el caso de las toallitas húmedas.

Esta imagen muestra una persona sosteniendo un conjunto de pajitas de plástico.
Imagen: Ejemplo de productos de plástico de un solo uso.

El nuevo destino de los envases y colillas

En esta línea, la normativa exige a los supermercados de más de 400 metros a dedicar un 20% de su establecimiento a la venta de productos sin plástico, antes de que acabe el año 2023. Además, exige a cualquier establecimiento de alimentación el uso de recipientes reutilizables.

Esta nueva ley también permite a los ayuntamientos la prohibición de fumar en playas para evitar la acumulación de colillas en la costa y en el fondo de los mares y océanos. Además, esta ley exigirá, a partir de julio de 2023, que los ayuntamientos con más de 5.000 habitantes cuenten con un sistema de recogida de basura orgánica y, junto a los contenedores que ya existen, será obligatorio que todos los ayuntamientos tengan recogida de residuos textiles y aceites antes de 2025.

Si te ha gustado este artículo sobre la nueva Ley de Residuos:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Medio ambiente aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *