¿QUÉ HA PASADO CON EL SN10 DE ELON MUSK?

La empresa SpaceX, de Elon Musk, ha logrado al fin un aterrizaje óptimo de su gigantesca nave Starship. Sin embargo, momentos después de aterrizar, la nave SN10 explotó.

Imagen de la nave Starship SN10.
Imagen: Nave Starship SN10. (Fuente: NASA).

Tras los catastróficos aterrizajes de sus predecesores, el SN8 y el SN9, la nave Starship SN10 de Elon Musk ha logrado un mejor resultado en esta maniobra. Ésta nave ha llevado a cabo una prueba de gran altitud, en la que ha sido elevada a casi 10 kilómetros de altitud en la atmósfera tras un despegue sin contratiempos.

Lo que convierte el aterrizaje de estas máquinas tan complicado es la maniobra conocida como “belly-flop”. Tras dejar que el cohete caiga en picado durante kilómetros, a una determinada altura, se realiza esta maniobra para colocar su eje en vertical, haciendo posible el aterrizaje. Por último, los motores permiten un aterrizaje suave sobre el suelo.

Sin embargo, pese a que tanto el vuelo como el aterrizaje fueron satisfactorios, pocos minutos después, la nave explotó en la plataforma de lanzamiento. Al parecer, la causa de esto radica en el sistema de extinción de incendios.

Tras el aterrizaje, las llamas de uno de los motores no se había extinguido. Por ello, el sistema de extinción de incendios dirigió una corriente de agua hacia las llamas que en ese momento ardían bajo la base del cohete. Esto produjo que la nave se inclinase ligeramente hacia un lado, provocando la explosión.

Imagen de archivo del despegue del Starship SN8.
Imagen: Despegue del Starship SN8. (Fuente: NASA).

¿Qué opina Elon Musk?

Pese a que sus tres últimos prototipos quedaron totalmente inutilizables tras sus pruebas, los resultados no son negativos. No obstante, recordemos que la función real de estos prototipos es la de optimizar el aterrizaje de las gigantescas naves reutilizables. Para Elon Musk esto ha supuesto una noticia mixta: El Starship SN10 estuvo mucho más cerca de lograr un aterrizaje vertical seguro que los dos modelos anteriores: SN8 en diciembre y SN9 en febrero.

¿Y ahora qué?

El vehículo de lanzamiento totalmente reutilizable de próxima generación de SpaceX tendrá una altura completa de 120 metros. Esto permitirá hacer “asequibles” los viajes al espacio.

Según Musk, el primer vuelo orbital de Starship está previsto para finales de año. Además ha recordado que tiene la intención de llevar al multimillonario japonés Yasaku Maezawa al rededor de la Luna con el Starship en 2023.

Si te ha gustado este artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *