Refugiados sirios se enfrentan a la deportación en Turquía por comer plátanos

La represión que han sufrido refugiados por grabarse comiéndose un plátano, en Turquía, ha sorprendido al resto del mundo. Estos refugiados sirios se enfrentan a la deportación. Este país euroasiático siempre ha destacado por abrir sus puertas y dar acogida a los “hermanos musulmanes”, como llamaba el presidente turco, Erdogan, a los refugiados sirios. En 2019 era el país que acogía al mayor número de estos, concretamente 3,6 millones.

Un hecho que ha dado lugar a la represión de estas personas ha sido la creciente inflación que lleva sufriendo Turquía desde septiembre de 2021. Este acontecimiento, que afecta a la población turca, ha dado lugar a que estos acepten cada vez menos a los refugiados, ya que piensan que estos tienen la culpa de que la economía turca vaya decreciendo. 

Polémica por grabarse comiéndose un plátano

El pasado 17 de septiembre, una joven estudiante siria grabó para TikTok a un hombre turco. Este aseguraba en el vídeo que la situación económica del país era insostenible, y que no podía comprar ni un plátano. Además, este señor aseguraba que los sirios los estaban comprando a montones, señalando que estos vivían mejor gracias a las ayudas que el gobierno les proporcionaba.

Un billete de 100 dólares que ha sido editado. El símbolo que presenta en el centro ha sido sustituido por un conjunto de plátanos. Esto es una respuesta al vídeo.
Tweet en el que un dólar tiene como logo un conjunto de plátanos.// Fuente: @aykiricomtr

Este vídeo dio lugar a que algunos sirios, como respuesta a este, comenzaran a grabarse comiendo plátanos. Este hecho ha provocado que estos refugiados sirios se enfrenten a la deportación. Los arrestos se producen bajo la acusación de incitar al odio o humillar a personas turcas.

Ankara ha ordenado la deportación de un total de 11 sirios, y además, al periodista, de la misma nacionalidad, Majed Shamaa, lo arrestaron por hacer un reportaje satírico sobre este acontecimiento. Este hecho ha dado lugar a que Amnistía Internacional y Reporteros sin Fronteras hagan campañas, a través de las redes sociales, para su liberación. Sin embargo, los diferentes partidos políticos, del país, apoyan las detenciones, ya que consideran que estos ciudadanos se reían de los turcos y de su bandera.

La deportación en Turquía lleva ocurriendo desde hace años. Desde 2019 miles de refugiados sirios han sido deportados de Turquía. Como señalaba Amnistía Internacional en un comunicado de prensa, publicado en octubre de 2019, personas sirias iban deportadas de manera ilegal a zonas de guerra. El gobierno aseguraba que estas devoluciones las hacían los sirios de manera voluntaria. Sin embargo, la investigación realizada descubrieron que esto no era así.

Si te ha gustado este artículo:

  • Puedes acceder a más de la misma categoría aquí.
  • Recuerda seguirnos en nuestra cuenta de Instagram.
  • También puedes acceder a nuestro perfil de Twitter, donde te mantendremos al día de todas nuestras publicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.