ASTERIODE SE DIRIGE A LA TIERRA, ¿DEBEMOS ALARMARNOS?

La NASA ha confirmado que un asteroide del tamaño de la Torre Eiffel se dirige hacia la Tierra. Se trata del 4660 Nereus, descubierto en 1982. Sin embargo, no debemos alarmarnos, ya que el asteroide pasará a una distancia aproximada de 3,9 millones de kilómetros de la Tierra.

Imagen de un asteroide acercándose a la Tierra.
Imagen: Ilustración de un asteroide acercándose a La Tierra.

Estamos acostumbrados a que casi todos los meses se escuchen noticias de asteroides que se acercan peligrosamente a la Tierra. Esto se debe a que la NASA rastrea asteroides de manera permanente, por lo que se hace un control exhaustivo de todas las rocas que se acerquen a las proximidades de nuestro planeta.

Será el 11 de diciembre cuando este cuerpo se encuentre en su punto más próximo a la superficie de nuestro planeta. Sin embargo, una vez salvado este evento, deberemos prepararnos para el siguiente. Será el 14 de febrero de 2060 cuando este asteroide retorne, aproximándose a tan solo 1.200 kilómetros de istancia de nuestro planeta.

¿Debemos alarmarnos cuando veamos noticias de este estilo?

La respuesta es clara: NO. Tal y como acabamos de mencionar, las distintas agencias espaciales se encargan de monitorizar todos y cada uno de los objetos que orbitan o se acercan a La Tierra. La avanzada tecnología de la que disponemos en estos campos permite que seamos capaces de predecir eventos muy alejados en el tiempo.

El motivo de tanto alarmismo mediático se debe a que la Oficina de Defensa Planetaria de la NASA clasifica y alerta de todos los objetos que se acerquen a la Tierra a menos de 50 millones de kilómetros. Esta distancia no es suficiente como para que se sucedda una colisión con nuestro planeta. Sin embargo, la fuerza gravitatoria de nuestro planeta puede alterar la trayectoria de cuerpos pequeños, es por ello que debemos realizar una monitorización de cada uno de estos cuerpos.

¿Existe riesgo de colisión de un asteroide con La Tierra?

Según la NASA, no existe riesgo de colisión de la Tierra con ningún objeto en los próximos 100 años. Sin embargo, si existen muy ligeras posibilidades de que las órbitas predichas se alteren, haciendo de este riesgo un problema latente.

Cabe destacar que en esos momentos no existe un plan establecido frente a esta amenaza. La única alternativa propuesta consiste en la deflexión, proceso con el cual, mediante un cohete, se alterará la trayectoria del asteroide alejándolo de la órbita crítica. Es decir, “empujaremos” al asteroide hasta que ya no suponga un peligro.

Si te ha gustado este artículo y quieres saber más sobre asteroides y el futuro de La Tierra:

  • Puedes acceder a más de la categoría Espacio en este enlace.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.