UN “SUPERALIMENTO” QUE CONTIENE MÁS POTASIO QUE EL PLÁTANO

La chufa y su composición nutritiva sirve como cura ante síntomas como la diarrea

En esta imagen se ven un conjunto de vasos de plástico de color blanco. Los cuales están llenos de chufas. Un "superalimento" con más potasio que el plátano. Sobresalen por los bordes.
Extractos del “superalimento” con más potasio que el plátano (o chufa), en Valencia/El español

Unos estudios realizados por expertos nutricionistas afirman que existe un “superalimento” que contiene más potasio que el plátano: la “chufa”. Dicho alimento aporta un mayor nivel de salud a nuestro cuerpo humano y ayuda, entre otras muchas cosas, al buen desarrollo de la flora intestinal.

La chufa, según Irene Palma, experta en cocina saludable, es un tubérculo procedente de la planta juncia avellanada (Cyperus sculentus). Está repartida entre los cinco continentes, siendo muy frecuente en zonas tropicales y subtropicales, y es muy tradicional su cultivo en la zona de Levante (Comunidad Valenciana). Se le ha otorgado el nombre de “superalimento” no sólo porque contiene una gran fuente de potasio, sino por sus ricas virtudes nutricionales.

Es muy tradicional el cultivo de este superalimento en Valencia debido a que con ella se prepara la famosa bebida conocida como la horchata. Pero se le pueden dar diferentes usos alimenticios que no tienen nada que ver con la elaboración de la tradicional bebida veraniega. Podemos destacar entre otros muchos: los snacks, el aceite de chufa y la harina de chufa. Incluso puede hasta utilizarse como cebo para la pesca. También sirve como remedios medicinales, tanto orales como en ungüentos.

Sus componentes nutritivos:

Este alimento tiene muchas propiedades que aportan bienestar a nuestro organismo. Dichas propiedades: estimulan la producción de hormonas sexuales en el cuerpo humano; protegen el cuerpo del envejecimiento y de algunas enfermedades cardiovasculares; alivian los gases y la diarrea; mejoran la digestión y reducen los niveles de azúcar en sangre gracias a su alto contenido en fibra.

Sin embargo, a pesar de que la chufa contenga elementos nutricionales muy saludables, se recomienda no consumirla en exceso. Está compuesta también de “antinutrientes” que pueden reducir la absorción de los nutrientes en el intestino. Por lo que se debe consumir en cantidades pequeñas y no de forma diaria. De lo contrario, podría perjudicar al funcionamiento de la digestión de alimentos en nuestro cuerpo.

Si te ha gustado este artículo:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Biodiversidad aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *