URANO, UNO DE LOS PLANETAS MÁS DESCONOCIDOS

Urano, el séptimo planeta del Sistema Solar es uno de los planetas más desconocidos para las personas no especializadas. Sin embargo, este cuerpo celeste posee una serie de cualidades e historia que lo hacen único. En este artículo te contamos más a cerca de él.

Imagen del planeta Urano, el séptimo del sistema solar.
Imagen: Planeta Urano.

La historia de Urano.

Urano es el séptimo planeta del sistema solar. Pese a que es un planeta que podemos ver a simple vista en el cielo nocturno, no fue descubierto hasta marzo de 1781. Esto se debe a su escasa luminosidad y a la lentitud de su órbita, la cual se completa cada 83 años. Es también llamativo el hecho de que Urano fue el primer planeta descubierto por medio de un telescopio.

En cuanto a sus anillos, fueron descubiertos los segundos, tras los de júpiter en 1977. Este descubrimiento fue totalmente fortuito, y en él, se catalogaron un total de 13 anillos.

Urano, el planeta tumbado.

A diferencia del resto de planetas, Urano se encuentra “tumbado”. Mientras que la inclinación del resto de planetas del Sistema Solar con respecto de las órbitas descritas abarcan desde los 0.03º de Mercurio, y los 23.4º de La Tierra, Urano presenta una inclinación de 98º. Esto hace que los polos norte y sur del planeta se encuentren donde debería situarse el ecuador.

En cuanto al motivo de esta inclinación tan pronunciada, investigadores han propuesto recientemente un escenario de sucesos mixtos. En este escenario, se contempla la posibilidad de que este planeta se encontrase inicialmente más cerca del Sol. Las interacciones gravitacionales con planetas más próximos podrían haber sido suficientes para girar el planeta unos 40º.

Tras esta etapa, el planeta se fue alejando del Sol. Entonces, una colisión con un cuerpo de masa superior a la Tierra sería capaz de volver a girar el eje de rotación de este hasta los 98º. Sin embargo, los investigadores proponen que en lugar de un único impacto, se produjeron dos impactos con cuerpos de masa más pequeña.

El planeta más frío del Sistema Solar.

Pese a que existen planetas más alejados del sol que éste, la inexistencia de un foco interno de calor provoca que este planeta sea el más frío del sistema. Esto puede darse según dos posibles hipótesis:

La primera se relaciona con su eje de rotación. Distintos investigadores apuestan porque el impacto que produjo la variación en su eje de rotación fue también causante de la expulsión del calor primigenio del nucleo planetario.

Por último, existe una hipótesis que aboga por la existencia de una barrera física que impide que el planeta libere energía. Esta barrera odría consistir en corrientes de convección que reempujen las masas de aire más cálido de nuevo hacia la superficie del planeta.

Si te ha gustado este artículo sobre el planeta Urano:

  • Puedes acceder a más de la misma categoría aquí
  • ¡También puedes visitar nuestra página de Instagram!
  • Recuerda que puedes acceder a nuestra página de Twitter, donde te mantendremos al día de todas nuestras publicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.