EL VOLCÁN DE CANARIAS ENTRA EN ERUPCIÓN

El domingo 12 de septiembre empezaron a registrarse en la isla española de La Palma una serie de terremotos anómalos, concentrados en el sur de la isla, en la zona de Cumbre Vieja. Esta se trata de la zona más activa de la isla.

volcan de canarias
Fotografía del volcán. // Autor: Michael Hanselmann.

Una erupción por primera vez en 50 años

Ahora, la Cumbre Vieja de La Palma ha vivido una erupción por primera vez en 50 años, desde que el volcán del Teneguía lo hiciera por última vez en 1971.

La erupción comenzó con una enorme columna de humo y materiales volcánicos poco después ha salido disparada la lava del volcán. El magma ha comenzó a canalizarse poco después y comenzó a aproximarse a los núcleos poblados cercanos.

La erupción ha comenzó en la zona en la que los expertos coincidían que podría iniciarse, en el área de Cabeza de Vaca, y hubo al menos hay cinco bocas eruptivas que estuvieron expulsando coladas de lava y piroclastos, un fenómeno denominado ‘erupción estromboliana’. En la cual el magma asciende de manera lenta y mezclado con grandes burbujas de gas, que van generando explosiones periódicas, pero no son peligrosas.

¿Cuáles son las medidas para mitigar este riesgo?

Para prevenir y mitigar los efectos de las erupciones volcánicas hay varios tipos de medidas:

  • Defensa de las coladas de lava: se trata de frenar las emisiones lávicas. Lo más común es construir barreras o diques de cierta altura. Otras medidas adoptadas consisten en la aplicación de agua para contribuir al enfriamiento de la lava
  • Defensa contra las coladas piroclásticas: sellar las puertas y ventanas para evitar las entradas de gases, permanecer en refugios subterráneos convíveres.
  • Defensa contra la tefra: también se pueden tomar medidas contra la caída de piroclastos: poner materiales resistentes en los tejados para evitar la caída y aplicar un diseño que no permita la acumulación de aquellos. Se pueden utilizar paraguas o impermeables especiales para protegerse de los daños de las cenizas, también mascarillas.
  • Defensa contra los lahares: suelen ir por la red fluvial, por lo que hay que evitar actividades humanas en sus inmediaciones. Las medidas defensivas incluyen: sistemas de alarma en la cabecera, estructuras para desviar el avance, revegetación de laderas o drenando los lagos que suele haber en las calderas o cráteres de los volcanes.

Si te ha gustado este artículo:

  • Puedes acceder a más de la misma categoría aquí.
  • Visita nuestro perfil de Instagram haciendo clic aquí.
  • También puedes acceder a nuestra página de twitter, donde te mantenemos al día de todas nuestras publicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.