ZYGENTOMA: LOS INSECTOS QUE TOMAN AGUA POR EL ANO

El orden Zygentoma es un grupo de insectos primitivo y cosmopolita que puede encontrarse tanto en la naturaleza como en las ciudades. Suelen vivir en lugares húmedos y oscuros, aprovechando de esta manera su adaptación más curiosa: absorber agua por el ano.

Imagen: fotografía macro de una lepisma, perteneciente a la familia Lepismatidae. Se observa la cabeza muy de cerca, observándose muchos pelos cerca de la boca, pareciendo un bigote frondoso. También se aprecian los ojos negros a ambos lados de la cabeza.
Imagen macro de una lepisma (familia Lepismatidae, orden Zygentoma) (Fuente: Jorge Schlemer (NaturalistaCO))

¿Cuándo y dónde podemos encontrarlos?

El orden Zygentoma, Tisanuros —nombre anticuado y en desuso— o más conocidos como pececillos de plata o lepismas, se encuentran activos durante todo el año. Estos prefieren hospedarse en lugares como cuevas, bajo piedras e incluso los cuartos de baño o las alacenas de las cocinas.

A pesar de encontrarse en las casas, los zygentoma no suponen un peligro de plaga. No se reproducen en gran cantidad, ni suelen generar muchos destrozos en la ropa o en el papel como se cree.

Los pececillos de plata son omnívoros y se alimentan de otros pequeños bichos, teniendo más preferencia por alimentos de origen vegetal como celulosa o almidón.

Identificación

Imagen: vista dorsal de una lepisma. Su cuerpo se ve de color plateado, se encuentra ensanchado en el tórax y se va adelgazando hacia el final del abdomen. Tiene seis patas, dos antenas muy largas y tres filamentos alargados parecidos a las antenas al final del abdomen, pareciendo tres colas
Vista dorsal de Lepisma saccharina (Fuente: Géry Parent (Wikipedia))

Los Zygentoma presentan un cuerpo alargado de 2 mm a 2 cm aplanado ventralmente acompañado de seis patas. A veces, muchos de ellos tienen una sección tras la cabeza más ensanchada en comparación con el resto del cuerpo.

El cuerpo, además, puede presentar distintas tonalidades: marrones, amarillas o, en algunas familias, un brillo plateado —caso de la familia Lepismatidae, que son los verdaderos pececillos de plata—.

Poseen unos característicos filamentos caudales al final del abdomen que tienen función táctil. Estos no son más que 3 filamentos alargados que parecen una “cola”, la cual es identificativa de este orden. También tienen dos ojos compuestos, largas antenas, y no tienen alas.

¿Cómo es que absorben agua por el ano?

Antes de poder explicar cómo lo hacen, es necesaria una pequeña lección física sobre ello. El proceso más importante aquí es la ósmosis, un fenómeno que ocurre en todos los seres vivos y les ayuda a funcionar correctamente.

La ósmosis es un proceso físico por el cual el agua se transporta a través de una membrana con el objetivo de igualar la concentración a ambos lados de la misma.

Esto ocurre no solo en los seres vivos, sino de forma habitual. Por ejemplo, podemos pensar en una caja a la que empezamos a echar canicas en el lado izquierdo —estas pueden ser un símil de las moléculas de agua—. Al principio, todas se quedarán en el lado izquierdo, pero conforme vayamos añadiendo más, las canicas se irán yendo hacia el lado derecho hasta que al final todas estén distribuidas por igual en toda la superficie.

En este ejemplo, no hay una barrera física como es una membrana celular. Pero dentro del organismo, el sistema es prácticamente el mismo, porque la membrana tiene poros que permiten hacer pasar el agua.

Sabiendo todo esto, el orden Zygentoma ha evolucionado sacándole provecho a la física. Estos insectos tienen muy cercano a la salida del ano una serie de estructuras llamadas sacos anales. Estos sacos anales contienen en su interior células que realizan ósmosis, siendo capaz de introducir el agua del exterior al interior del cuerpo.

Imagen: se observan los sacos anales. Se trata de un dibujo del interior del ano, cortado a la mitad. Presenta 3 huecos con límites ondulados. Hacia estos huecos es hacia donde se dirige el agua.
Esquema de los sacos anales y vista ampliada de las células. Fuente: Carmen Javier Cabrera

Conociendo cómo va el sistema, estos insectos exponen sus heces al medio y se impregnan de la humedad del ambiente. Luego, al estar en contacto con el recto, el agua adherida a las heces se ve atraída hacia los sacos anales. Finalmente, el agua es capaz de atravesar la membrana de las células que llevarán el agua al resto del cuerpo.

Como se va retirando constantemente el agua, el lado de las células siempre va a tener menos cantidad de agua que el exterior. Debido a esto, las cantidades a ambos lados de la membrana nunca se igualan, por lo que la ósmosis va a estar funcionando siempre.

Uso del ambiente para vivir mejor

Aunque estos insectos suelen vivir en ambientes húmedos, se han realizado experimentos en los que se ha visto que son capaces de soportar humedades similares a las de los desiertos.

Sin embargo, los Zygentoma han preferido desplazarse hacia lugares con mayor humedad para poder tener disponible todo el agua que deseen y sacarle potencial su sistema tan curioso.

Si te ha gustado este artículo sobre los Zygentoma:

  • Puedes acceder a más de la categoría de Ciencias aquí.
  • Visita nuestras redes sociales haciendo clic aquí.
  • También puedes ponerte en contacto con nosotros mediante nuestro correo de contacto: contacto@divulgacionyciencia.site

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *